Ibrahimovic, reincidente ante el Atlético

El gigante sueco volvió a las andadas en un rifirrafe en pleno partido con Stefan Savic

El delantero ya había admitido su intencionalidad en la agresión a Azpilicueta en el España - Suecia

Zlatan Ibrahimovic y Stefano Pioli, al término del Atlético de Madrid - Milan de Champions League
Zlatan Ibrahimovic y Stefano Pioli, al término del Atlético de Madrid - Milan de Champions League | AFP

Artur López

Zlatan Ibrahimovic nunca deja indiferente a nadie. En términos deportivos, el delantero del AC Milan es incombustible a sus 40 años. El ariete ha anotado la friolera de 489 goles a nivel de clubes según Transfermarkt, una cifra al alcance de muy pocos. Ahora bien, de vez en cuando, el punta nacido en Malmö es noticia por su temperamento dentro del campo y sus acciones polémicas. La última de ellas, en el partido de Champions League del pasado miércoles 24 de noviembre frente al Atlético de Madrid.

Cuando el partido se encaminaba hacia el final y un postrero gol de Junior Messias brindaba esperanzas al conjunto 'rossonero', Ibrahimovic tenía una pequeña disputa con Stefan Savic, defensor del equipo 'colchonero'. La acción pasó desapercibida por gran parte de los espectadores, pero el diario Marca recogió en Twitter el instante durante el tiempo añadido, en el que se aprecia un empujón por parte del sueco al montenegrino. Unos segundos antes, el espigado delantero ya había tenido un encontronazo con Koke. Sin embargo, Ibra terminó el encuentro impune, sin amonestación alguna.

Un Ibrahimovic reincidente

La acción guarda sus similitudes, salvando las distancias, con una agresión más salvaje y contundente de Zlatan a César Azpilicueta, en los últimos minutos del España - Suecia. En aquel partido, el sueco pagaba su frustración por perder la clasificación directa del Mundial, y le propinaba un golpe por la espalda al defensor del Chelsea, con su consecuente tarjeta amarilla.

De hecho, días después, el punta del Milan admitió en The Guardian la intencionalidad de la agresión: "Fue una estupidez, pero lo hice de todos modos para que entendiera: 'No tienes pelotas para hacerlo en mi contra. Pero te mostraré lo que pasará si lo haces conmigo'. Por eso lo hice". La tarjeta puede salir muy cara al combinado nacional de Suecia, pues Zlatan se perderá la ida de la eliminatoria de repesca para el Mundial, un cruce a cara o cruz.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil