Guardiola acerca a Neymar al Barça

La derrota del PSG ante el Manchester City obliga a dar un paso al frente al brasileño para volver al Camp Nou

El jugador acabó muy decepcionado y ahora deberá dejar las ambigüedades y tomar una decisión definitiva

El Manchester City se impuso por 2-0 al PSG en la vuelta de semifinales de Champions para colarse en la gran final | MEDIAPRO

Todo se puso en marcha ayer cuando Kuipers señaló el final del partido en un Etihad Stadium con el césped blanquecino. Neymar, cabizbajo, se mostraba hundido porque, una vez más, se había quedado sin aquello que había ido a buscar a París. Su única Champions seguirá siendo, por lo menos una temporada más, la que ganó junto a Leo Messi y Luis Suárez en Berlín en 2015. Con el Barça, ese equipo del que quiso despedirse en buscar de la gloria y a, a las pocas horas, ya se había arrepentido. Todo arrancó ayer, cerca de la medianoche en un frío Manchester. Neymar ya no tiene más obstáculos para hacer lo imposible por regresar a la que considera su casa. A partir de ahora empieza la partida de verdad entre Barça y PSG por su futuro.

Neymar no duda

Neymar padre y el conjunto parisino han llegado a un acuerdo de renovación al que solo le falta un detalle, que Neymar Junior lo quiera firmar, algo que no ha ocurrido hasta la fecha. La decisión se postergó con la excusa de estar inmersos en plena pelea por la Champions, pero ahora toca ya dejar la ambigüedad para adentrarse en el terreno de los hechos. Al-Khelaïfi, harto de esperar, preguntará a Neymar qué quiere hacer con su vida y la respuesta debe ser meridiana. El brasileño está convencido de regresar al Camp_Nou para reencontrarse con Leo Messi, pero aún tiene un año más de contrato con los parisinos, así que todo pasa por negociar. Y es evidente que Laporta, que quiere complacer al ‘10’ del Barça, necesita antes un gesto de Neymar para dar el paso y sentarse junto a los mandamases del PSG para pactar una cifra con la que repatriar al delantero y volver a vestirlo de blaugrana. La eliminación ante el City duele, pero abre una puerta que el brasileño deberá atravesar si quiere cumplir su objetivo. El contrato de renovación pactado por su padre es, tras caer en la Champions, papel mojado.

De hecho, Neymar corre el riesgo de no ganar ningún título esta temporada, aunque es pronto para decirlo. A un punto del Lille, líder de la Ligue 1, y en semifinales de la Copa, la línea que le separa del éxito al fracaso es muy fina, aunque es obvio que, tras llegar la pasada temporada a la final de la Champions frente al Bayern y perderla, el único título que realmente le apetecía es el europeo.

Dispuesto a todo

Guardiola, alcanzando la final de la Champions, no solo ha logrado hacer historia en Manchester, sino que ha hecho, de forma indirecta, un favor a los intereses del Barça. Nunca Neymar había estado tan cerca de regresar al Camp Nou como después de perder ante los ‘citizens’. El brasileño ha encadenado decepción tras decepción desde que abandonó Barcelona y, a sus 30 años, tiene muy claro que la única forma de volver a ser campeón de Europa es jugar en el mismo equipo que Leo Messi. Por esa razón está incluso dispuesto a rebajarse el sueldo. Neymar es consciente de que su amigo argentino está cada día más cerca de quedarse en el club de su vida, así que la única posibilidad de reencontrarse en un terreno de juego es en la Ciudad Condal.

Ha llegado la hora de la verdad y el tiempo para marear la perdiz se ha acabado. Neymar debe dar un paso al frente, sincerarse con el club que aún le paga y empezar a caminar hacia el Camp Nou.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil