Lukaku desatolla al campeón

Un testarazo del belga permitió al Chelsea doblegar a un rocoso Zenit en el inicio de la defensa del título

El próximo compromiso de los 'blues' en Champions será con la Juventus, que hoy ganó por 0-3 al Malmö

Lukaku marcó el único gol del Chelsea que sirvió para tumbar al Zenit en el primer partido de la fase de grupos para los londinenses | sport

Roger Payró

Romelu Lukaku era justo lo que le faltaba al Chelsea. La máquina de Tuchel, casi perfecta y que alcanzó el sobresaliente el curso pasado con la consecución de la Champions, tenía un ratio de efectividad en ataque muy bajo. Werner no rindió al nivel esperado y la solución, un año después, ha sido el fichaje del belga. Sí, han sido 115 millones de euros los desembolsados, pero en apenas el primer mes de competición los ‘blues’ ya los están rentabilizando. Un testarazo impecable del exdelantero del Inter dio el triunfo ante un rocoso Zenit. El líder del grupo es la Juve, que goleó al Malmö y es el primer líder. Los londinenses visitarán Turín en la próxima jornada.

FICHA TÉCNICA

Champions League

CHE

1-0

ZEN

Chelsea

Mendy; Azpilicueta (Thiago Silva, 83'), Christensen, Rüdiger; James, Kovacic, Jorginho, Marcos Alonso (Chilwell, 83'); Mount (Loftus-Cheek, 93'), Ziyech (Havertz, 63'); y Lukaku.

Zenit

Kritsyuk; Sutormin, Chistyakov, Rakitsky (Krugovoy, 88'), Santos; Malcom (Dzyuba, 75'), Wendel (Erokhin, 75'), Barrios, Kuzyayev (Kravtsov, 82'), Claudinho (Mostovoy, 88'); Azmoun.

Gol

1-0 M. 69 Lukaku.

Árbitro

Bartosz Frankowski (Polonia): T.A.: Azpilicueta (45') / Rakitsky (62').

Incidencias

Stamford Bridge. 41.000 espectadores.

Iniciaba el Chelsea la defensa del título presumiendo de los galardones que recogieron varios de sus integrantes en la última gala de la UEFA. Lo cierto es que el vigente campeón tuvo que masticar cemento para intentar hacer daño al tupido sistema defensivo que planteó Sergey Semak. Un 4-5-1 que dio sus frutos en la primera mitad, donde a pesar del ligero dominio local sus pupilos apenas pasaron apuros. Pero un partido de Champions en estas condiciones se suele hacer largo.

Logró el Zenit que el Chelsea no rematara a puerta hasta la reanudación. Lo hizo Ziyech desde la frontal sin causar mayores problemas a Kritsyuk. Poco después fue Rüdiger el que, cansado de no encontrar los espacios, se los creó él con una potentísima cabalgada que podría haber sido uno de los goles del año. Reece James, con un disparo al lateral de la red, sumó un nuevo intento ‘blue’.

El Chelsea ganaba metros pero el cuadro ruso encontró una rendija a la hora de juego que cerca estuvo de ser el 0-1. Rüdiger, imperial al corte, evitó la definición de Azmoun. Wendel, con un manso disparo desde la frontal, ensució los guantes de Mendy. A renglón seguido, los de Tuchel asestaron el golpe letal. Azpilicueta colgó un centro tocadito en el corazón del área y Lukaku hizo lo que mejor sabe; definir. Testarazo ajustado a la base del palo imposible para Kritsyuk.

El tanto dio tranquilidad al Chelsea, que pudo ampliar la renta con una gran jugada personal de Marcos Alonso. El elenco londinense, eso sí, vio cómo Dzyuba pudo darle un disgusto. Su remate, no obstante, salió desviado y acabó haciendo falta a Mendy. El ariete había entrado minutos antes por el exazulgrana Malcom. Con los rusos volcados en ataque, Lukaku tuvo el doblete en el descuento pero Douglas Santos lo evitó con un gran tackling. Primera y última vez que el belga pudo correr. Se podía permitir el error porque los servicios ya estaban prestados.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil