Cristiano Ronaldo y Di María lavan la cara al Madrid ante un rival menor

Las redondas actuaciones del portugués y el argentino sirvieron para que el Real Madrid sumara su segundo triunfo en el torneo, una victoria que le viene bien para tranquilizar a una hinchada malhumorada tras los últimos resultados, en especial la derrota del pasado sábado ante el Atlético.

DPA / SPORT.ES

FICHA TÉCNICA

Champions League

Real Madrid

4-0

Copenhague

Real Madrid

Casillas; Carvajal, Varane, Pepe, Marcelo; Illarramendi, Khedira (Morata, min. 74); Di María, Modric (Isco, min. 65), Cristiano Ronaldo; y Benzema (Jesé, min. 81).

Copenhague

Wiland; Jacobsen, Mellberg, Sigurdsson, Bengtsson; Claudemir, Delaney; Gislason, Toutouh (Bolaños, min. 62); Braaten (Adi, min. 64) y Jorgensen (Kristensen, min. 72).

Goles

1-0, min. 20: Cristiano Ronaldo; 2-0, min. 64: Cristiano Ronaldo; 3-0, min. 71: Di María; 4-0, min. 89: Di María.

Árbitro

Matej Jug (SLO). Mostró cartulina amarilla a Modric (min. 44) por parte del Real Madrid, y a Braaten (min. 64) y Delaney (min. 88) por parte del Copenhague.

Incidencias

Partido correspondiente a la segunda jornada del grupo B de la Liga de Campeones disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante cerca de 80.000 espectadores.

El técnico local, Carlo Ancelotti, introdujo varios cambios respectó al equipo que tan pobre imagen dio ante los colchoneros. Aunque tampoco sonó a castigo. Lo más interesante fue el debut de Raphael Varane esta temporada, el regreso de Iker Casillas a la titularidad y la entrada de Marcelo en el lateral izquierdo.

El brasileño aporta capacidad de sorpresa, llegada en banda y buenos centros. Y en uno de esos llegó el primer gol. Ocurrió a los 21 minutos, con un balón centrado por Marcelo desde su margen izquierdo y un vuelo de Cristiano Ronaldo, quien cabeceó a la red tras aprovechar la pésima salida del arquero Wiland.

El Madrid dominaba a un rival muy inferior a pesar de que con Illarramendi y Khedira juntos no existe demasiada rapidez en la circulación.

Mientras, quedaba claro que buena parte de la hinchada la ha tomado con Karim Benzema, quien recibe pitos con cada error, por pequeño que sea.

Si la primera media hora del Real Madrid fue decente, no se puede decir lo mismo de los siguientes 15 minutos, en los que afeó su comportamiento. A los 41 minutos, Jorgensen aprovechó una mala salida de Casillas para rematar al larguero y luego Modric sacó desde la línea de gol... tocando en su rechace el balón con la mano. El árbitro no vio el penalti.

La hinchada blanca saludó el descanso con abucheos a su equipo, algo que comienza a ser rutinario en el Bernabéu. El Madrid mejoró en el comienzo de la segunda mitad, pero también acumuló algunos errores en entregas que los silbidos amplificaron. La hinchada blanca está en una época en la que no aguanta demasiado.

A los 65 minutos llegó la mejor jugada del partido, que significó el segundo tanto del Madrid, el quinto de Cristiano Ronaldo en dos partidos de Liga de Campeones, y la sentencia del duelo (2-0). Ocurrió todo a la velocidad del rayo. Di María combinó con Benzema, el francés devolvió al argentino y éste utilizó una rabona para centrar templado hacia el salto de Cristiano Ronaldo, quien cerró su doblete.

Lo siguiente, ya con el Copenhague entregado, fue completar la goleada. La autoría correspondió a Di María a los 71 minutos con un bonito disparo ajustado desde fuera del área (3-0).

Entonces el Santiago Bernabéu se relajó y se guardó en el bolsillo los silbidos. Y la hinchada se marchó a casa satisfecha con un gol más de Di María (4-0) y una gran intervención de Casillas en el descuento. Esto último provocó la aparición de gritos que parecían olvidados en el estadio blanco: "Iker, Iker".

Con la ayuda de su endeble rival, el Real Madrid goleó, consiguió su segundo triunfo en Liga de Campeones y lavó algunas de sus heridas. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil