Sport.es Menú

El City cae con las botas puestas

El Tottenham elimina a los celestes tras un encuentro enloquecido que terminó 4-3

El colegiado anuló en el descuento un gol de Sterling que habría dado el billete a los de Guardiola

El VAR deja tocado y hundido al City en el último minuto | MEDIAPRO

Cruel despedida para el Manchester City, que un año más no estará entre los cuatro mejores equipos de Europa. El VAR anuló un gol de Sterling en el descuento que habría dado a los celestes el billete a las semifinales, como colofón a un partido enloquecido en el que Llorente firmó la diana de la victoria 'spur'.

X. Serrano

FICHA TÉCNICA

Champions League

MCI

4-3

TOT

Manchester City

Ederson; Walker, Kompany, Laporte, Mendy (Sané, 84'); David Silva (Fernandinho, 63'), Gündogan, De Bruyne; Bernardo Silva, Agüero y Sterling.

Tottenham

Lloris; Trippier, Alderwiereld, Vertonghen, Rose (Sánchez, 90'); Wanyama, Sissoko (Llorente, 41'); Eriksen, Dele Alli, Lucas (Davies, 82'); Son.

Goles

1-0 M. 4 Sterling. 1-1 M. 7 Son. 1-2 M. 10 Son. 2-2 M. 11 Bernardo Silva. 3-2 M. 21 Sterling. 4-2 M. 59 Agüero. 4-3 M. 73 Llorente.

Árbitro

Cüneyt Çakir (Turquía). TA: Sissoko, Son y Wanyama.

Lo advirtió en la previa Guardiola. En la ida el City había priorizado el control, traumatizado por el recuerdo de Anfield, pero la vuelta iba a ser distinta. 90 minutos a todo o nada, con el retorno a la titularidad de Bernardo Silva De Bruyne como declaraciones de intenciones. Pep invocó al City más genuino, ofensivo y dominador. 

Inicio no apto para cardiacos

Pero ni el de Santpedor la orgía goleadora con la que amanecería el encuentro. A los cuatro minutos, De Bruye trazó una diagonal partiendo desde la derecha y abrió a la izquierda para Sterling, que con excesivo oxígeno batió a Lloris con una rosca diabólica. Se llenaron de alegría los los más de 50.000 corazones que coparon el Etihad Stadium, desconocedores del examen al que se enfrentarían en los minutos venideros. 

La réplica 'spur' fue inmediata. Son cazó en la frontal un rechace errático de Laporte y superó de primeras a Ederson, que pudo hacer más. Un nuevo error del central galo pondría por delante a los ‘spurs’. Con la defensa incorporándose al ataque, el francés perdió un balón imperdonable ante Lucas. Tres pases después, Son se plantó en el área para rubricar la remontada con un derechazo cruzado.

Sin tiempo para asimilar el golpe, el City igualó la contienda en un disparo de Bernardo Silva desviado por Rose. El Tottenham intentó rebajar las revoluciones del encuentro, temeroso ante un City completamente desbocado. Y el duelo se aserenó, pero no del modo deseado por los ‘spurs’. Los londinenses se vieron embotellados, incapaces de contrarrestar la sangría generada por un Bernardo Silva incansable en el flanco diestro, siempre ayudado por De Bruyne. Ambos se asociaron para servir a Sterling el 3-2.

El luso y el neerlandés se asociaban a una velocidad endiablada, con el arco siempre entre ceja y ceja, secundados por Gündogan David Silva. Una y otra vez llegaban tarde los londinenses, hartos a perseguir sombras en la medular. Los 'spurs' aquejaron la ausencia del lesionado Winks y temieron lo peor cuando Sissoko pidió el cambio por lesión antes del descanso.

Escaso de efectivos, Pochettino introdujo a Llorente y modificó su esquema. Pobló el centro del campo con un 4-4-2, dejando a Lucas y al riojano como puntas de lanza. El cambio no alteró el acecho celeste, perturbado únicamente en chispado de Son antes del descanso. El coreano despegó en un contraataque, rompió a Walker con una bicicleta y disparó rozando el poste. 

Llorente neutralizó el dominio celeste 

Poco menos que un espejismo. El City redobló la ofensiva tras la pausa, obligando a Lloris a lucirse en dos intervenciones muy meritorias a disparos de Sterling De Bruyne. A la tercera, nada pudo hacer el galo para impedir que Agüero fusilara a la red tras un slalom incontenible de De Bruyne.

Por primera vez en toda la serie, los mancunianos se metían en semifinales y Guardiola apostó por el control. Entró Fernandinho por David Silva. La apuesta pareció funcionar hasta que en un saque de esquina, de forma fortuita, Llorente batió a Ederson con la cadera. Un gol fatal, que precisó la revisión del VAR por posibles manos del riojano. 

La urgencia exigía decisiones drásticas. Entró Sané por Mendy. Con tres defensas, arriba se fue con todo el City, que acarició la gesta con la yema de los dedos. En el descuento, Sterling marcó el tanto de la victoria a pase de Agüero. Enloqueció el Etihad, se desbocó Guardiola, antes de que Çakir congelara las sonrisas celestes. El argentino había recibido en fuera de juego. El VAR anuló el tanto y acabó con las esperanzas de un Manchester City que, una temporada más, no estará entre los cuatro mejores de Europa

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil