El 'blues' más alegre de Frank Lampard

El Chelsea estará en las eliminatorias de octavos tras vencer en Rennes

Giroud desatascó un duelo que se había complicado con el empate de Guirassy

El Chelsea se impone al Rennes y ya está en octavos | MEDIAPRO

Jonathan Moreno

Es el 'blues' una música que evoca tristeza, melancolía, tocada con y para el alma. El Chelsea de Frank Lampard es la definición antagonista. Alegre, rápido, de toque sutil y enamorado de la posesión.

FICHA TÉCNICA

Champions League

REN

1-2

CHE

Rennes

Gomis; Traoré, Da Silva, Nyamsi, Truffert; Camavinga (Grenier, 78'), Bourigeaud, Nzonzi; Siliki (Del Castillo, 63'), Guirassy (Niang, 86'), Doku.

Chelsea

Mendy; Azpilicueta, Thiago Silva, Zouma, Chilwell; Kovacic (Havertz, 76'), Jorginho, Mount (Kanté, 68'); Hudson-Odoi (Ziyech, 75'), Abraham (Giroud, 69'), Werner (James, 92').

Goles

0-1 M.22 Hudson-Odoi. 1-1 M.85 Guirassy. 2-1 M.90 Giroud.

Árbitro

Björn Kuipers (Países Bajos). TA: Grenier, Bourigeaud.

Campo

Roazhon Park. A puerta cerrada

El proyecto en ciernes, mezcla de veteranía y joven talento, disputará los octavos de final de la Champions League. La primera fase de eliminatorias se ha convertido en una frontera inexpugnable para los londinenses en las últimas cuatro participaciones. 

Acumula minutos de vuelo de prestigio la nueva hornada de Stamford Bridge, aquello que se bautizó como 'baby Chelsea' empieza a hacerse mayor. Descarados y verticales, los 'blues' encerraron al Rennes hasta someterlo con el 0-1. Mount afanó el esférico a Doku y lanzó en carrera a Hudson-Odoi, que no tembló ante Gomis para superarle a ras de césped. La propuesta inglesa se desdibujó con el marcador favorable. El equipo se embriagó de indolencia y cedió terreno. Pecado de juventud. 

Con Camavinga desaparecido, los bretones buscaron las alas y Mendy veía cada vez más cerca a sus excompañeros. Lea Siliki descosió a las nubes una acción por banda de Doku. 

La reanudación no mejoró al Chelsea, limitados a contemporizar y buscar alguna escaramuza al contragolpe. Avisaba y avisaba el Rennes hasta que Guirassy se alzó sobre Zouma y Thiago Silva para lograr el equilibrio a la salida de un córner.

El empate parecía cantado. Pero emergió entonces Olivier Giroud para cazar un rechace con la testa y establecer el 1-2 final. El delantero francés paga su descontento con goles. Una bendición para cualquier equipo. 

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil