El Bayern muestra su poder y logra el pleno

El cuadro bávaro logra la mejor fase de grupos de toda la historia de la Champions superando la del Madrid 11-12

Coman, Müller y Coutinho fueron los goleadores ante un Tottenham que solo se dedicó a defender

 Los bávaros han sumado 18 puntos de 18 posibles en la fase de grupos tras golear a los ingleses por 3-1 | MEDIAPRO

El Bayern confirma el pleno. En un partido intrascendente porque ambos estaban clasificados, el cuadro bávaro lució su mejor versión y aplastó a un Tottenham de Mou completamente inofensivo, sin ganas de jugar un encuentro que le permitió al Bayern cerrar la fase de grupos con el pleno de victorias. Nunca lo había logrado ningún equipo alemán. Y no solo eso, lo hizo logrando la mejor fase de grupos de toda la historia superando por goles al Madrid de la 2011-12. Todo esto, en un momento en el que Flick estaba más cuestionado que nunca. La séptima posición en la Bundesliga pesa pero en la Champions la nave va viento en popa.

Albert Gracia

FICHA TÉCNICA

Champions League

BAY

3-1

TOT

Bayern Múnich

Neuer; Pavard, Boateng, Javi Martínez (Goretzka, 87'), Davies; Thiago, Kimmich; Coman (Müller, 27'), Coutinho, Perisic (Zirkzee, 86'); Gnabry.

Tottenham

Gazzaniga; Walker-Peters, Foyth, Alderweireld, Rose; Dier (Wanyama, 81'), Sissoko; Lo Celso (Skipp, 65'), Eriksen, Sessegnon; Lucas (Son, 65').

Goles

1-0 M. 14 Coman. 1-1 M. 20 Sessegnon. 2-1 M. 45 Müller. 3-1 M. 64 Coutinho.

Árbitro

Gianluca Rocchi (Italia). T.A.: Kimmich (36') / Lo Celso (36').

Incidencias

Allianz Arena (69.000 espectadores).

O el Bayern se lo tomó muy en serio o simplemente fue infinitamente superior a un Tottenham aferrado a las rotaciones y a verlas venir. El cuadro bávaro no necesitó ni tres segundos de partido para saber a qué jugaría el Tottenham. Una pista: a nada. El cuadro de Mourinho se encerró atrás desde el inicio, hizo caso omiso de aquello que rodaba por el césped y dejó a Lucas arriba por si pescaba alguna. 

No era Kane y eso se notaba. El brasileño tiene otras virtudes y el Tottenham se quedó enquistado en su propio campo, sin opción a salir ante una adelantada defensa del Bayern. Mourinho creyó que con cuatro contras podría ganar el partido pero le costó un mundo competir. 

El balón era un monólogo bávaro en un inicio en el que el Bayern acosó, aunque le costó concretar. Cuando lo hizo, ya no hubo marcha atrás. Primero Pavard pudo anotar tras un centro medido de Perisic y luego fue Coman, tras asistencia de Gnabry, el que abrió la cuenta con una definición de clase. El francés, cosas del fútbol, iba a ser ‘clave’ para el intento de renacer del Tottenham. Intento puesto que fue más bien un espejismo. 

Dominio y más dominio

Con el 1-0, el dominio bávaro no remitió ante un Mourinho que se lo miraba tranquilo, tal y como lo hacía un Allianz Arena helado. No eran horas. Pero el Tottenham se iba a conectar de la nada. En una de las pocas ocasiones en las que pudo pasar de su campo, a Sessegnon le cayó un balón franco y fusiló a Neuer.

El 1-1 y la posterior lesión de Coman dejó aturdido a un Bayern que se sobrepuso a la adversidad y volvió a coger las riendas para acabar poniendo la quinta marcha antes del descanso. Gnabry avisó con un disparo al palo y fue Müller el que volvió a poner a los suyos por delante tras un balón que tocó en el palo y le cayó libre de marca. El alemán siempre está ahí para pescar.

En la reanudación, Mourinho no logró espabilar a los suyos y el Bayern pudo golear. No lo hizo porque no acabó de ser preciso arriba pero hubo tiempo para que Coutinho, que cuajó un gran partido, cerrara el marcador con un golazo desde fuera del área. Este sí es el Bayern de la Champions. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil