El Atlético se pierde en la trinchera del Oporto

Los colchoneros no pasaron del empate 0-0 en el regreso de Griezmann al Metropolitano

El conjunto portugués estuvo más cerca de ganar, chutó al palo y le anularon un gol

El Atlético de Madrid debutó tropezando ante el Porto con un empate a cero | TELEFÓNICA

X. Serrano

Ya puede gozar de la mejor plantilla de la era Simeone o partir como favorito en LaLiga, que al Atleti le tocará sufrir de lo lindo para superar el 'grupo de la muerte' en la Champions. Sobre todo si no mejora su propuesta, que apenas importunó al disciplinado Oporto. El cuadro luso, más modesto sobre el papel que el Milan y el Liverpool, estuvo a punto de ganar en Madrid. Lo impidió la madera y un gol anulado por manos previo chivatazo del VAR. Al final, 0-0, que visto lo visto tampoco es tan mal resultado. Aunque sí un aviso.

FICHA TÉCNICA

Champions League

ATM

0-0

OPO

Atlético de Madrid

Oblak; Giménez, Felipe (Herrera, 75'), Hermoso (Lodi, 56'); Llorente, Koke (Correa, 56'), Kondogbia, Lemar (De Paul, 36'), Carrasco; Suárez y Joao Félix (Griezmann, 56').

Oporto

Diogo Costa; Corona, Mbemba, Pepe (Marcano, 54'), Zaidu (Wendell, 46'); Otávio, Uribe (Vitinha, 66'), Grujic, Luis Díaz (Pepe, 85'); Taremi y Toni Martínez (Oliveira, 66').

Árbitro

Ovidiu Hategan (Rumanía). T.A.: Joao Félix (51'), Kondogbia (53'), Felipe (71') / Luis Díaz (16'), Zaidu (21'), Uribe (41'), Vitinha (67'), Corona (76'), Wendell (82'). T.R.: Mbemba (95').

Incidencias

Partido disputado en el estadio Wanda Metropolitano correspondiente a la jornada 1 de la Champions League 2021-2022.

El encuentro también propició el reestreno de Antoine Griezmann en el Metropolitano. Recibido entre pitos y aplausos, lo cierto es que el galo mejoró a su equipo. Saltó al campo en el 56' y cada vez que intervino generó peligro. Asistió a Correa en la ocasión más clara del Atleti y forzó la expulsión de Mbemba en el descuento que Suárez casi transformó de falta directa en el gol del triunfo rojiblanco.

Un tiro a puerta en la primera parte

La aparición del galo se hizo esperar. De inicio, el Cholo se decantó por Joao Félix como pareja de Suárez, intocable. Sentó también a Correa, en plena forma, para dar entrada a Lemar, que vive el mejor momento desde que llegó a Madrid pero luego se retiraría lesionado. Tal es la riqueza de recursos de este Atleti, que reforzó el centro del campo con Kondogbia junto a Koke, ya que a Llorente le tocó cubrir el carril derecho en lugar del mermado Trippier.

En cualquier caso, nadie dudaba que el Oporto iba a presentar batallar. Conceiçao lleva años demostrando en Europa que ha forjado un equipo de autor. Un bloque sólido al que cuesta horrores hincarle el diente y que es capaz de sorprender a cualquiera, como comprobó el curso pasado la Juve. Un sello que le ha valido comparaciones con el propio Atleti y que auguraba un duelo denso, de máxima igualdad. Conscientes ambos entrenadores, excompañeros en la Lazio, de que el menor error podía ser fatal. 

En efecto, en el primer acto se registró un chut entre los tres palos. Obra de Suárez, a pase de Lemar, en el sexto minuto. Después, la trinchera. El Oporto fue a más, con un Uribe omnipresente a los mandos, y encontró desequilibrio en la alas, de la mano de Luis Díaz y Corona. Aunque la ocasión más clara, una contra que plantó a Zaidu ante Oblak, la abortó desde el suelo Kondogbia. A base de ganar duelos, el centrocampista impulsó al Atleti a avanzar, pero sin amenazar la fortaleza lusa. 

Griezmann entra en escena

Tras el receso, el Oporto arrinconó al cuadro rojiblanco y pudo inaugurar el marcador en un centro de Otávio que se estrelló en el poste. El susto despertó a Simeone, que introdujo de una tacada a Griezmann, Correa y Lodi. La mejoría fue inmediata, un chute de energía alimentado por los gestos del técnico a la grada. Pronto Griezmann habilitó a Correa, que con un zapatazo raso obligó al paradón de Diogo Costa.

Tampoco se hizo esperar la reacción de Conceiçao, que quitó a un delantero para reforzar el centro del campo con Oliveira. Efecto instantáneo. La efervescencia rojiblanca se fue diluyendo. El Oporto volvió a adelantar metros y a punto estuvo de encontrar premio. Lodi dio un mal pase hacia atrás, a medio camino entre Oblak y Kondogbia, que Taremi introdujo de rebote en la portería. Gol anulado porque, según concluyó el VAR, el iraní tocó el balón con la mano.

Pero al partido aún le quedaba un último giro de guion. En el descuento, el Oporto perdió un balón absurdo en la medular y Griezmann enfiló hacia el área. Se lo impidió Mbemba, que fue expulsado por ello. Suárez, que pasó de puntillas por el partido, soltó un zapatazo que no encontró la escuadra por un pulgar. Al final perduró el 0-0 y la sensación de que el Atleti tendrá que mejorar para superar la fase de grupos.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil