Carles Pérez será nuevo jugador del Celta en las próximas horas

Carles Pérez será nuevo jugador del Celta en las próximas horas

Carles Pérez, jugador de la Roma
Carles Pérez, jugador de la Roma | AGENCIAS

El jugador se formó en las categorías inferiores del FC Barcelona, y ahora a sus 24 años, estaría muy cerca de volver a la Liga española

Lleva tres temporadas en la Roma, donde ha jugado 74 partidos y ha anotado ocho goles

La Roma y el Celta están trabajando intensamente estos últimos días para cerrar el traspaso del delantero por el conjunto vigués. Carles Pérez, a sus 24 años, lleva jugando tres años en la Roma de José Mourinho, donde no ha encontrado un sitio de titular indiscutible y ahora, pretende un movimiento más que interesante al Celta de Eduardo Coudet, que si le daría más minutos y confianza para desarrollar su futbol. Formado en las categorías inferiores del FC Barcelona, Pérez volvería a la Liga Española después de su debut con los culés en el año 2019. Desde Italia informan de que la negociación está muy avanzada, y la predisposición entre clubs es buena, por lo que se espera que la operación pueda llegar a buen puerto y Carles Pérez vista la camiseta del Celta esta próxima temporada 2022/23. Se habla de una cesión hasta final de temporada con compra obligatoria al término de la misma.

Desde su llegada como cedido a la Roma, en enero de 2020, y después en forma de fichaje meses más tarde (agosto), Carles Pérez ha sido durante estas tres últimas temporadas un buen jugador de rotación en el ataque del equipo italiano. Entrenado en la actualidad por José Mourinho, el luso le ha dado bastante protagonismo estas últimas dos temporadas, con 31 y 28 partidos, respectivamente, anotando seis goles (ocho en total si sumamos la media temporada de 19/20). De hecho, el de Granollers fue el autor de alguno de los goles que mantuvieron al equipo de Mou en posiciones europeas (gol contra la Salernitana) en la segunda mitad de la temporada en la Serie A, por lo que el portugués ha apreciado mucho su aportación al equipo en la fase final de la pasada campaña, y no pondrá impedimentos en su salida, sobre todo después de reforzar la zona de ataque con el fichaje del argentino Paulo Dybala, además de contar ya en su plantilla con el inglés Tammy Abraham, la joven sensación italiana y uno de los nombres de este mercado de verano, Nicolo Zaniolo, y el siempre carismático El Shaarawy.

Precisamente tras la llegada de éste, en las últimas semanas se han intensificado los mensajes y llamadas entre el representante del futbolista y el Celta, principal equipo detrás del jugador. Ahora desde ambos países se dan las negociaciones por muy avanzadas, y es cuestión de días que todo se materialice de forma oficial. El jugador vendrá en calidad de cedido hasta final de temporada con compra obligatoria al final de la misma, según informan.

Así pues, Carles Pérez será un buen refuerzo para un Coudet, ya que el argentino espera explotar el potencial máximo del extremo derecho. Intensidad, verticalidad y capacidad de asociarse bien con los compañeros eran ya características claras en su repertorio, pero el año de trabajo con Mourinho supuso un salto importante en su mentalidad competitiva y en la capacidad de jugar sin balón, y el entrenador del Celta le pedirá exactamente eso, desparpajo y desequilibrio por esa banda.

Formado en las categorías inferiores del FC Barcelona, Carles Pérez debutó con el primer equipo del Barça el 19 de mayo de 2019, en la última jornada de liga de la temporada 2018/19 en el empate a dos con el Eibar. Su primer gol con la camiseta azulgrana lo anotó el 25 de agosto de ese año frente al Betis, en la victoria del equipo catalán por cinco goles a dos. A finales de año, en diciembre, marcó un gol en la victoria de su equipo en el campo del Inter de Milán. Un mes más tarde, fue cedido a la Roma, equipo que terminó quedándoselo por una cifra cercana a los 15 millones de euros. Ahora, a sus 24 años, estaría muy cerca de volver a vivir una segunda etapa en la Liga española, con muchas ganas de triunfar y hacerlo bien en el Celta para demostrar su valía.