'Sorpasso' de la Atalanta a una Juventus gris y sin Cristiano

La 'Dea' arrebata el tercer puesto a los 'bianconeri' merced a un gol de Malinovskyi (1-0)

Dybala volvió a la titularidad tres meses después, pero no pudo ser determinante

Cuadrado fue el mejor jugador de la Juventus frente a la Atalanta
Cuadrado fue el mejor jugador de la Juventus frente a la Atalanta | AFP

X. Serrano

La Atalanta está decidida a seguir haciendo historia. En el aperitivo de la final copera del 19 de mayo, la 'Dea' derrotó por la mínima a la Juventus, hito que no lograba en Serie A desde 2001. El afortunado gol de Malinovskyi en el tramo final (0-1) permite al cuadro bergamasco arrebatar el tercer puesto a los 'bianconeri' y dar un paso de gigante para disputar la Champions League por tercer curso consecutivo. Torneo que se le puede escapar a la 'Vecchia Signora'.

FICHA TÉCNICA

Serie A

ATA

1-0

JUV

Atalanta

Gollini; Toloi, Palomino, Djimsiti; Maehle (Malinovskyi, 72'), De Roon, Freuler, Gosens; Pessina (Pasalic, 46'); Zapata y Muriel (Ilicic, 68').

Juventus

Szczesny; Cuadrado, De Ligt, Chiellini, Alex Sandro; McKennie (Arthur, 77'), Bentancur, Rabiot, Chiesa (Danilo, 58'); Dybala (Kulusevski, 68') y Morata.

Goles

1-0 M. 87 Malinovskyi.

Árbitro

Daniele Orsato. T.A.: De Ligt (72'), Bonucci (74'), Cuadrado (90') / Gosens (78'), Malinovskyi (79'), Djimsiti (82').

Incidencias

Partido disputado a puerta cerrada en el Gewiss Stadium correspondiente a la jornada 31 de la Serie A.

A Andrea Pirlo le espera otra semana de críticas y rumores sobre su incierto futuro. La Juve cuajó un partido plano, gris. Nada nuevo. Pero sin Cristiano, ausente por problemas musculares, no hubo gol aislado que maquillara el desaguisado. De hecho, Gollini apenas intervino. Todas las esperanzas estaban puestas en Dybala, titular por primera vez en tres meses. Pero 'La Joya', demasiado retrasado en su intento de compensar la nulidad creativa de Bentancur y Rabiot, apenas se hizo notar.

En líneas generales fue un partido igualado y con alternativas, pero de pocas ocasiones. En una tarde húmeda y lluviosa. De hecho, si se hubiera tratado de un combate de boxeo, la 'Vecchia Signora' se habría llevado por puntos el primer tiempo. De forma ajustada, eso sí. Fueron 45 minutos de alegre intercambio de llegadas sin definir. Los de Pirlo arrancaron con más ímpetu y balón, pero con el avance del crono fueron cediendo metros ante la descarada Atalanta.

El corpulento Zapata, centro de todas las miradas, abrió con sus movimientos la puerta para que Pessina y Muriel hicieran estragos en los pasillos interiores. Así llegó la ocasión más clara de los bergamascos al descanso. El cafetero filtró un balón para el italiano y solo la intervención salvadora de De Ligt evitó un gol casi seguro.

El susto hizo reaccionar a la Juve, más punzante por el costa derecho de McKennie y Cuadrado. El colombiano aportó con sus regates y desborde la creatividad de la que carecía la sala de máquinas. De un centro del cafetero llegó la más clara para la Juve antes del receso. Ayudó la candidez de Maehle, que se dejó robar un balón por Chiesa dentro del área. Y el cuero le cayó a Morata, que tras sentar al arquero le perdonó con un remate tibio y defectuoso.

Tras el paso por vestuarios, los de Gasperini volvieron a ganar protagonismo. Dominaron el esférico en campo rival, pero de nuevo sin colmillo. La más clara, un latigazo de Muriel que rozó la escuadra. Una acción aislada, como la que dejó Dybala en el arco contrario. Una falta directa, el único intento de 'La Joya', que salió cerca de la cruceta. Al argentino se le acabó la gasolina en el 68'. Tampoco terminó el partido Chiesa, pero por problemas musculares.

El duelo tendió de nuevo a la igualdad. Con un ritmo pesado, de muchas interrupciones y sin clarividencia en el último tercio del campo. Sin embargo, aunque llegaba poco, la 'Dea' tiraba con más peligro. A Zapata se le escapó un cabezazo por un alfiler, con Szczesny haciendo la estatua, y el arquero polaco voló para salvar un latigazo de Malinovskyi. Nada pudo hacer en el último suspiro, cuando el ucraniano disparó a romper entre un bosque de jugadores y Alex Sandro desvió a la red. Ni suerte tiene ya la Juventus, que vuelve a tropezar y se complica el billete a la Champions.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil