La Roma de Mourinho, en caída libre

La Roma de Mourinho, en caída libre

Mourinho: En el Madrid tenía que ganar; en la Roma es diferente | Perform

El conjunto italiano igualó el mejor inicio de su historia, pero desde entonces el rendimiento ha caído en picado

La Roma está séptima y a nueve puntos de los puestos de Champions

José Mourinho llegó a la Roma como un fichaje estrella y cuajó un inicio de temporada inmejorable, con seis victorias consecutivas, las cuales supusieron el mejor debut del técnico luso al mando de un equipo y también igualo el mejor comienzo de campaña de la historia de la Roma. El conjunto 'giallorosso' vio como su buen arranque se truncaba en seco y comenzaba una dura travesía por el desierto que se certificó con la dolorosa derrota por 3-4 ante la Juventus.

La humillación contra el Bodo fue el principio del fin

La derrota por 6-1 ante el desconocido Bodo/Glimt marcó un punto de inflexión negativo para Mourinho. El portugués asumió la culpa 'a su manera', pues afirmó que se equivocó al poner a jugadores poco habituales, a quienes acabó echando todas las culpa de una de las mayores humillaciones de su carrera, al nivel del histórico 5-0 que recibió en el Camp Nou como técnico del Madrid.

En rueda de prensa, Mou, no se cortó al hablar de sus jugadores: "Si pudiera jugar siempre con los mismos lo haría. Corrí un gran riesgo. Antes del 6-1 ya conocía las limitaciones de nuestros jugadores, pero esperaba una respuesta diferente. He hablado con ellos y he sido honesto. Nuestros 13 mejores jugadores están a un nivel distinto del de los otros".

Incapaces de competir en Italia pese a los fichajes

La Roma construyó un proyecto ambicioso en verano, a la contratación de Mourinho, hay que sumarle un gasto de 124,75 millones de euros en las incorporaciones de Tammy Abraham, Kumbulla, Shomurodov, Matías Viña y Rui Patrício. Los de la capital italiana fueron los que más gastaron en la Serie A, una inversión que los situaba como candidatos a estar en la parte alta de la clasificación, plantando cara a los grandes como Juventus, Inter, Milán, Atalanta y Nápoles.

Sin embargo, lejos de competir, los de Mou no están a la altura de las expectativas, marchan en la séptima posición de la Serie A igualados con la Fiorentina a nueve puntos de los ansiados puestos de Champions League y a 17 del liderato del Inter, unas diferencias inaceptables para un equipo del nivel de los 'giallorosso'.

Así pues, si José Mourinho quiere salvar la temporada, deberá propiciar un cambio radical en su plantilla, la cual según ha dicho en múltiples ocasiones, no cuenta con demasiados efectivos de calidad para hacer frente a una campaña complicada.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil