Morata despierta a una Juventus espesa

El delantero español entró en el 61' y tardó un minuto en marcar el gol que encarriló la victoria

Chiesa puso el 2-0 y Cristiano sumó la diana número 20 de la temporada en la Serie A

Los jugadores de la Juventus celebran el gol de Morata.
Los jugadores de la Juventus celebran el gol de Morata. | AFP

Arnau Montserrat

La luz de Morata iluminó a una Juventus otra vez espesa. El delantero español entró desde el banquillo para desatascar un partido gris de la 'Vechia Signora'. Él y Bernardeschi despertaron a los de Pirlo para sumar una victoria vital en la pelea por el 'Scudetto'. Chiesa y Cristiano cerraron una goleada engañosa. La Juve no tira la toalla.

FICHA TÉCNICA

Serie A

JUV

3-0

SPE

Juventus

Szczesny; Danilo, Demiral, Alex Sandro, Frabotta (Bernardeschi 61'); Chiesa (Ramsey 72'), Bentancur, Rabiot, McKennie (Morata 61'); Kulusevski (Di Pardo 88'), Cristiano

Spezia

Provedel; Vignali, Terzi, Erlic, Marchizza; Estévez, (Agoumé 86'); Maggiore (Acampora 72'); Gyasi, Nzola (Galabinov 72'), Farias (Verde 73').

Goles

1-0 M.62 Morata; 2-0 M.71 Chiesa; 3-0 M.89 Cristiano.

Árbitro

Juan Luca Sacchi. T.A.: Frabotta (10'), Demiral (90+6).

Incidencias

Allianz Stadium.

La mala fortuna de la Juventus con las lesiones está empezando a cruzar los límites. El último en caer fue De Ligt durante el calentamiento. El neerlandés no pudo jugar pese a estar en el once titular. El arranque de la Juventus siguió la línea de los últimos partidos. Espeso, lento y sin apenas creatividad en el centro del campo.

Eso lo notó sobre todo Cristiano que durante primera media hora de juego tocó dos balones contados. El peso ofensivo lo cargó un Chiesa es de las pocas luces que brilla en la Juventus últimamente. Pero Cristiano es Cristiano y la primera que recibió cerca del área se la dio a un Kulusevski que se durmió para tirar y posteriormente mandó un balón a la madera.

El Spezia, que había estado cómodo durante toda la primera mitad, terminó pidiendo la hora para irse al descanso. La Juventus encontró el juego tarde pero, pese a la mala primera mitad, merecieron incluso irse por delante en el marcador. Los deberes por hacer en los restantes 45 minutos. Casi se los hace el Spezia con un regalo defensivo que no pudo aprovechar McKennie a los 50 segundos del reinicio.

Refrescó el equipo Pirlo a media hora para el final y tanto Bernardeschi como Morata, los elegidos, llegaron y besaron el santo. El italiano centró y Morata remató en el primer balón que tocaban ambos. El asistente había anulado el tanto en un primer instante pero el VAR sí hizo subir al marcador el gol del delantero español.

El tanto desatascó a los de Pirlo que empezaron a dominar a su antojo el partido. Chiesa ponía tierra de por medio y casi la sentencia con un gol que hizo justicia a su partido. Un ejemplo de fe con un primer tiro rechazado por el arquero de la Spezia y un remate acrobático para poner el 2-0. Pudo Cristiano rematar la faena con un libre directo que sacó Provedel.

Ofuscado por su falta de acierto, Cristiano se pudo ir contento a casa con el gol que cerró el partido a dos minutos del final. En el mano a mano es infalible. La Juventus se coloca a siete puntos del Inter, líder de la Serie A. Lejos, pero no imposible.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil