El Milan quiere blindar a Leao

El Milan quiere blindar a Leao

Leao en su último partido con el Milan
Leao en su último partido con el Milan | EFE

Los grandes de Europa suspiran por el portugués, pero los italianos quieren retenerlo

La oferta será un contrato hasta 2027 que incluya una cláusula de rescisión

En el fútbol, quién tiene gol tiene un tesoro. Es por ello que en todos los mercados de fichajes, los jugadores más cotizados son los de la parcela atacante. En este caso, no es una excepción, y el Milan es consciente de ello. Pese a ganar la Serie A la pasada temporada, Rafael Leao sigue escuchando cantos de sirena procedentes de los grandes de Europa, y el club de San Siro no quiere dejar escapar a una de sus grandes estrellas. 

Tal y como informan los medios locales, la dirección deportiva del Milan quiere blindar al jugador portugués, buscando una fórmula en la que el futbolista alargue su contrato hasta 2027, con una mejora económica sustancial, pero también incluyendo una cláusula de salida para una posible venta.

Esta temporada, Leao se ha destapado como uno de los jugadores más desequilibrantes del campeonato, sumando unas cifras que han centrado las miradas de los grandes clubes. Ha firmado 11 goles y 10 asistencias en la Serie A, disputando 34 partidos con el campeón. Esto ha elevado su cotización a los 70 millones de euros, según el portal especializado Transfermarkt.

Quiere seguir

Si nada se tuerce, se espera que Leao continúe en la disciplina milanista. Además, según fuentes cercanas al jugador, el delantero tiene ganas de seguir creciendo junto al club que lo ha puesto en el escaparate internacional. Eso sí, no todo son buenas noticias, ni serán fáciles las negociaciones. Todavía se le adeudan 20 millones de euros, en concepto de indemnización, al Sporting CP, club en el que se formó. Además, Leao cambió de representante el pasado mes de marzo, apostando por un abogado francés sin experiencia anterior en el fútbol por delante de Mendes.

Importante será también la cuestión de la cláusula de rescisión. El delantero quiere guardarse la opción de poder salir en algún momento en Milan, por si se tuercen las cosas, y el club quiere aprovecharlo también para que no le suceda como en los casos de Donnarumma, Calhanoglu y más recientemente Kessié. Todos ellos abandonaron la entidad al finalizar contrato y no dejaron ni un euro en las arcas de San Siro. 

Por si no se llegara a un acuerdo, el Milan ya ha movido ficha por su parte. Stefano Pioli y la dirección deportiva no se han quedado de brazos cruzados en el inicio de mercado, y ya han cerrado la incorporación del belga Divock Origi, para reforzar la parcela atacante. Falta por ver si hará pareja con Leao.

Temas