Sport.es Menú

Milan: Allegri, en la cuerda floja

Seis partidos sin conocer la victoria es una losa demasiado pesada como para evitar medidas drásticas cuando de un grande se trata. Y el Milan, uno de los gigantes del fútbol italiano, lleva media docena de partidos sin conocer la victoria. El empate del domingo en Verona ante el Chievo pudo ser definitivo.

Jordi Blanco

El futuro de Massimiliano Allegri al frente de la plantilla estaba puesto en duda desde hace semanas. De hecho, ya antes de comenzar la temporada Silvio Berlusconi se planteó un despido que no llevó a cabo por la presión de su mano derecha, Adriano Galliani, quien logró arrancarle un voto de confianza para el entrenador que había ganado el Scudetto en 2011, pero el devenir de la temporada ha conducido al equipo a una situación del todo insostenible.

Desde que el 27 de octubre el Milan fue derrotado en Parma el puesto de Allegri peligra. Y a cada partido que ha ido transcurriendo ha ido a más. Apenas la derrota en el Camp Nou le devolvió algo de tranquilidad por la buena imagen del equipo, pero ya entonces Berlusconi estaba por la labor de despedirle.

Ayer mismo se dio por hecho el cese inmediato del entrenador, de quien se esperaba acudiera al despacho del propietario para una reunión en la que debería sentenciarse su salida. Finalmente, sin embargo, este encuentro no se produjo y el rumor se trasladó a los próximos días. En el entorno del club, sin embargo, se da por seguro que Allegri no estará en el banquillo el día 23 en el partido frente al Genoa.

LA SUCESIÓN

El problema, máximo, es encontrar un sustituto capaz de rehabilitar a un grupo hundido en la depresión, incapaz de dar un golpe de mano sobre el terreno de juego y que no da muestras de la mejoría que prometió en su momento Allegri.

Filippo Inzaghi, al frente del equipo juvenil rossonero, apunta hace algunas semanas como el favorito a un cargo para el que el dueño del club ha sondeado en los últimos días a Devis Mangia, quien el pasado verano abandonó su puesto al frente de la selección sub’21. El deseado por Berlusconi, Clarence Seedorf, es contemplado de cara al futuro, pensándose en él para la siguiente temporada.

El objetivo, con todo, se mantiene inalterable en alcanzar un puesto en la Champions del próximo curso. Para el dueño del club, cada vez más influido por su hija Bárbara y alejado de su eterno Galliani, hay cosas que no pueden ponerse en duda.  

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil