La 'Loba' devora en diez minutos al Verona

La 'Loba' devora en diez minutos al Verona

Mancini abrió de cabeza el camino hacia el triunfo de la Roma sobre el Verona
Mancini abrió de cabeza el camino hacia el triunfo de la Roma sobre el Verona | EFE

Los goles de Mancini, Mkhitaryan y Mayoral llegaron entre los minuto 20 y 30 del duelo

El cuadro de Véneto recortó distancias tras el descanso, pero fue incapaz de remontar (3-1)

Goleada balsámica para la Roma, que por una noche olvidó la incómoda situación de Dzeko -de nuevo en la grada- y se impuso con autoridad al Verona (3-1). Los tantos de Mancini, Mkhitaryan y Mayoral antes del descanso fueron una desventaja insalvable para los descarados ‘mastines’. 

FICHA TÉCNICA
Serie A

ROM

3 ________________ 1

VER

ALINEACIONES

Roma

Pau López; Mancini, Smalling (Kumbulla, 12’), Ibañez: Karsdorp (Peres, 86’), Villar (Cristante, 71’), Veretout (Diawara, 86’), Spinazzola; Pellegrini, Mayoral (Carles Pérez, 86’) y Mkhitaryan.

Hellas Verona

Silvestri; Dawidowicz, Gunter, Ceccherini (Udogie, 80’); Faraoni (Dimarco, 57’), Tameze, Ilic (Bessa, 57’), Lazovic; Barak, Kalinic (Lasagna, 46’) y Zaccagni (Colley, 57’).

Goles

1-0 M. 20 Mancini. 2-0 M. 22 Mkhitaryan. 3-0 M. 30 Mayoral. 3-1 M. 62 Colley.

Árbitro

Marco Piccinini. T.A.: Pellegrini (17’), Kumbulla (38’) / Faraoni (23’).

Incidencias

Partido disputado a puerta cerrada en el Stadio Olimpico de Roma correspondiente a la jornada 20 de la Serie A.

El duelo arrancó como un eléctrico intercambio de golpes que la ‘Loba’ encarriló en un margen de diez minutos. Tras un córner, Mancini abrió la lata en un débil cabezazo que atravesó un bosque de jugadores y sorprendió a Silvestri. A renglón seguido, un balón largo plantó ante el arquero a Mayoral, que sin espacio cedió atrás para el remate certero de Mkhitaryan.

El de Parla marcaría el gol de la tranquilidad sobre la media hora al pescar un mal despeje de Silvestri. Y pudo ampliar su ventaja la Roma antes del asueto, con un Mkhitaryan imparable al contraataque. 

La Roma no levantó el pie del acelerador tras el intermedio, pero las paradas de Silvestri sostuvieron al Verona antes de que Colley recortara distancias de cabeza. El gol añadió algo de picante al tramo final, un ida y vuelta que pudo haber dado un disgusto a los de Fonseca, que recuperan el tercer puesto.