El Inter corta su racha ganadora, pero sigue directo hacia el 'Scudetto'

Eriksen igualó en la segunda parte el gol inicial de De Vrij en propia puerta (1-1)

Los de Conte, más conservadores, resistieron el arrojo ofensivo de los de Gattuso

Insigne y Barella pugnan por un balón durante un duelo Nápoles - Inter
Insigne y Barella pugnan por un balón durante un duelo Nápoles - Inter | AFP

X. Serrano

De poco le sirvió al Nápoles cortar la racha de once victorias consecutivas del Inter. Los partenopeos, que llevaron la iniciativa en el global del choque, debieron conformarse con un empate que les deja a dos puntos de la cuarta plaza. Eriksen igualó en la segunda parte el gol inicial de De Vrij en propia puerta. Los 'nerazzurri' siguen directos hacia el 'Scudetto'.

FICHA TÉCNICA

Serie A

NAP

1-1

INT

Nápoles

Meret; Di Lorenzo, Manolas, Koulibaly, Rui; Fabián Ruiz (Bakayoko, 90'), Demme; Politano (Hysaj, 90'), Zielinski (Elmas, 88'), Insigne; Osimhen (Mertens, 74').

Inter

Handanovic; Skriniar, De Vrij, Bastoni; Hakimi, Barella, Brozovic, Eriksen (Gagliardini, 84'), Darmian (Perisic, 69'); Lukaku y Lautaro (Alexis, 75').

Goles

1-0 M. 38 De Vrij (p.p.). 1-1 M. 55 Eriksen.

Árbitro

Daniele Doveri. T.A.: Koulibaly (38'), Demme (80'), Politano (87'), Manolas (90') / Darmian (63'), Hakimi (90').

Incidencias

Partido disputado a puerta cerrada en el estadio Diego Armando Maradona correspondiente a la jornada 31 de la Serie A.

El conjunto de Gattuso también llegaba lanzado, con cinco victorias en las seis jornadas anteriores, y arrancó con mucha más personalidad. Suyo era el balón y la iniciativa en detrimento de un Inter muy encajonado. Demasiado hasta para salir a la contra. El Nápoles, por cierto, estrenó una nueva equipación: camiseta negra con el dibujo de un ave en un eléctrico color turquesa alrededor del cuello y pantalones negros.

Pero al ímpetu partenopeo le faltó colmillo. Ni un disparo peligroso realizó antes del descanso. Los de Conte, en cambio, necesitaron muy poco para estrellarse en dos ocasiones con la madera. Ambas a balón parado y con Lukaku como rematador. Pero la fortuna dio la espalda al Inter para abrazar al Nápoles, que abrió la lata en una acción inverosímil. Handanovic atajó un centro lateral, pero cuando fue a apoyar el cuero en el césped se topó con el pie de un De Vrij que venía lanzado. El balón se escurrió y subió el 1-0.

Debían mejorar los 'nerazzurri' tras el intermedio y su reaparición no defraudó. Adelantaron líneas, mucho más agresivos en la presión e incisivos con el cuero. Todo pivotaba alrededor de Lukaku, con Darmian y Hakimi haciendo estragos por las bandas. Justamente tras un centro lateral despejado en falso por la zaga campana, Eriksen cruzó un zurdazo a la red para igualar la contienda.

Se impuso entonces una tregua tácita, fruto del cansancio y el miedo al error, antesala del combate final. El Nápoles, necesitado de la victoria, se fue con todo a por el gol mientras que el Inter, satisfecho con el punto, echó el cerrojo. Los partenopeos acariciaron el triunfo en un tiro de Politano al palo y en un penalti de De Vrij condonado por el VAR. Al final, un empate que sabe mejor a los de Conte.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil