Sport.es Menú

El Génova profundiza la crisis del Nápoles

El cuadro partenopeo empató 0-0 en casa y lleva cinco partidos sin ganar

San Paolo despidió a sus jugadores con una sonora pitada

El Nápoles fue incapaz de pasar del 0-0 frente al Génova
El Nápoles fue incapaz de pasar del 0-0 frente al Génova | EFE

En su primera actuación en San Paolo desde que la plantilla se enfrentara a la directiva partenopea, el Nápoles no pudo pasar del empate a nada frente a un Génova muy sólido. Quinto partido seguido sin ganar de los de Carlo Ancelotti, completamente estancados, que podrían acabar la jornada en la octava plaza si la Fiorentina vence este domingo. 

SPORT.es

FICHA TÉCNICA

Serie A

NAP

0-0

GEN

Nápoles

Ospina; Hysaj (Luperto, 84'), Maksimovic, Koulibaly, Di Lorenzo; Callejón (Llorente, 60'), Zielinski, Fabián Ruiz, Insigne (Elmas, 66'); Mertens y Lozano.

Génova

Radu; Ankersen, Romero, Zapata, Pajac; Cassata (Radovanovic, 88'), Schöne; Pandev (Cleonise, 80'), Lerager, Agudelo (Ghiglione, 90'); y Pinamonti.

Árbitro

Gianpaolo Calvarese. T.A.: Llorente / Schöne, Cassata, Cleonise y Lerager.

San Paolo respondió con furia a la impotente actuación de su equipo. La audiencia desplazada al coliseo 'azzurro' despidió a sus jugadores con una sonora pitada, del mismo modo que silvó al capitán Lorenzo Insigne cuando fue sustituido a falta de 24 minutos para el pitido final. El divorcio, salvo reacción inmediata, es absoluto. 

Y no será porque los pupilos de Ancelotti no lo intentaran. Muy distinta podría haber sido la historia si el colegiado no hubiera anulado por fuera de juego un tanto de Insigne a los dos minutos. Pero la acción, bien arbitrada, no subió al electrónico. 

Sin llegar a embotellar a su rival, el Nápoles llevó la voz cantante en un partido con numerosas llegadas a ambas áreas y poca posesión en la zona ancha del campo. También fueron campanas las ocasiones más claras del choque, pero una y otra vez el Nápoles se topó con los reflejos felinos de un Radu estratosférico. 

Al arquero rumano se le giró trabajo sobre todo en la segunda mitad. El cancerbero debió estirarse a más no poder para repeler los disparos de Mertens, el más insistente, y Fabián Ruiz, el más lúcido, desde la frontal del área. Sin embargo, fue Elmas quién gozó de la mejor ocasión del partido en un cabezazo a bocajarro que Radu salvó sobre la mismísima línea de gol.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil