Eriksen amenaza el estatus de Arturo Vidal

Pese a contar con el favor de su técnico, el exazulgrana no está cumpliendo con las expectativas

La recuperación del danés pone en jaque al chileno, hasta ahora indiscutible para Antonio Conte

Arturo Vidal en el calentamiento antes de disputar un partido
Arturo Vidal en el calentamiento antes de disputar un partido | AFP

X. Serrano

Tras meses de incesante persecución, el Inter ascendió este domingo al primer escalón de la Serie A. El festejo dejó imágenes muy reveladoras, especialmente después de que Lautaro marcara el 3-1 que sentenciaba la victoria sobre la Lazio.

Lo celebraron todos, una gran piña formada por titulares, suplentes y cuerpo técnico. Tras las decepciones acumuladas en la Champions League y la Coppa Italia, la catarsis llegó en el momento justo. El domingo se juega un ‘Derby della Madonnina’ que puede encarrilar el título.

Arturo va a menos

Se perdió la fiesta Arturo Vidal, ausente por unas molestias físicas. El último contratiempo del chileno, que pese a la confianza de Conte no ha encontrado en Milán su mejor versión. De hecho, ni siquiera ha igualado la que mostró en Barcelona.

Un rápido vistazo a los números da algunas pistas. Vidal promedia este curso dos goles y dos asistencias en 1600 minutos, repartidos en 26 partidos. También ha visto siete tarjetas amarillas y ha sido expulsado una vez. El curso pasado, en el Camp Nou, el chileno marcó ocho tantos y repartió cuatro pases de goles en 2.245 minutos, repartidos en 43 duelos. En todo el curso vio las mismas cartulinas que en lo que llevamos de este.

Aunque vivió un repunte en enero, con goles importantes ante la Juve en Serie A y la Fiore en Coppa, Vidal ha sido muy criticado por la prensa italiana. Sobre todo en el primer tramo del curso, cuando su exceso de revoluciones y los errores defensivos le costaron muchos disgustos al Inter. Solo hace falta recordar dos ejemplos, su expulsión ante el Real Madrid o los dos goles del Gladbach en Milán, determinantes en la precoz eliminación europea.

Con todo, Vidal ha sido hasta el momento un fijo para Conte en los partidos importantes, donde el técnico de Lecce valora su experiencia, carácter y garra. Un estatus que puede verse amenazado por el creciente papel de Christian Eriksen.

El resurgir de Eriksen

Aunque sus características sean opuestas, todo apunta a que el danés y el chileno se disputarán la tercera plaza en la medular ‘nerazzurra’, donde  Barella y Brozovic son inamovibles. “Empieza a entender lo que queremos de él. Su actuación fue excelente: el camino es el correcto”, dijo Conte sobre la actuación de Eriksen ante la Lazio.

Desde que eliminara al Milan en la Coppa con un estratosférico libre directo, el danés va a más. Ha ganado en confianza y a su habitual creatividad ha añadido una mayor entrega en la presión. Una versión mejorada, quizás suficiente para desbancar al protegido de Conte. Algo impensable hace un mes. El domingo saldremos de dudas.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil