El Benevento sobrevive a una 'Loba' desdentada

La Roma, con uno más desde el 57', fue incapaz de alterar el 0-0 inicial

El cuadro de Fonseca se mantiene tercero a la espera de lo que haga la Juve

Mancini disputa un balón con Lapadula durante la visita de la Roma al Benevento
Mancini disputa un balón con Lapadula durante la visita de la Roma al Benevento | EFE

X. Serrano

Alérgica a la regularidad, la Roma es capaz de ganar 0-2 en Braga y tres días después empatar 0-0 en el Ciro Vigorito. Frente al sólido Benevento del Pippo Inzaghi, el cuadro de Paulo Fonseca no logró alterar el marcador inicial pese a jugar con uno más desde el 57'. A la espera de lo que haga la Juventus, el empate mantiene a la 'Loba' en tercera posición, pero estrecha la lucha por Europa. El Nápoles, séptimo, está a cuatro puntos.

FICHA TÉCNICA

Serie A

BEN

0-0

ROM

Benevento

Montipò; Depaoli, Glik, Barba, Foulon; Hetemaj (Tello, 78'), Schiattarella, Ionita; Viola (Caldirola, 59’), Lapadula (Moncini, 78') y Caprari (Insigne, 68').

Roma

Pau López; Mancini, Fazio (Juan Jesus, 72'), Spinazzola; Karsdorp (Pedro, 72'), Veretout (Dzeko, 58’), Villar, Peres; Pellegrini, Mayoral y Mkhitaryan (El Shaarawy, 82').

Árbitro

Luca Pairetto. T.A.: Schiettarella (14’), Montipò (85’) / Fazio (20’). T.R.: Glik (2A, 45’ y 57’)

Incidencias

Partido disputado a puerta cerrada en el Ciro Vigorito correspondiente a la jornada 23 de la Serie A.

La puesta en escena 'giallorossa' estuvo muy condicionada por la plaga de lesiones en defensa. A las bajas de Ibañez, Smalling y Kumbulla en el eje de la zaga se sumó la de Santon en el lateral y la de Cristante, que en caso de necesidad puede jugar de central. Esta carcoma obligó a Fonseca a hacer experimentos poco alentadores, como hacer debutar a Fazio o desplazar a Spinazzola, un puñal en la banda, al centro de la defensa.

Sin las incursiones del internacional italiano, la Roma perdió un valioso argumento ofensivo en un primer tiempo de escasa inspiración. La 'Loba' arrancó con vocación dominadora. Encerró al Benevento, pero sin exigir al arquero Montipò. Los pupilos del Pippo Inzaghi se fueron estirando con el avance del crono y, de hecho, generaron más sensación de peligro al contraataque. Se desordenó el partido, pero no se registró ninguna ocasión manifiesta.

La Roma encontró un aliado inesperado en el veterano Glik, que previo cruce de cables vio la segunda amarilla en el 57'. No titubeó Fonseca, que retiró a un 'bulldog' como Veretout para introducir a Dzeko en calidad de segundo punta junto a Mayoral. El monólogo 'giallorosso' estaba garantizado, pero resultaba menos evidente que la Roma fuera a encontrar una grieta hacia el gol en la muralla campana.

En efecto, la escasez de ideas y fluidez lastró el asedio capitalino. Cerrado el carril central por la acumulación de hombres, todo eran centros laterales desde posiciones lejanas. Muy fácil de defender para un Benevento bien plantado atrás. Desesperado, Fonseca echó mano de Pedro y El Shaarawy. Fue estéril.

El tramo final acrecentó los nervios y las imprecisiones de la Roma, que pudo llevarse el triunfo en un remate final de Pellegrini que Caldirola salvó sobre la línea de gol. Aún quedaba tiempo para una última broma cruel. Rebasado el 95', el colegiado señaló un penalti clamoroso sobre El Shaarawy, que acto seguido anuló por un supuesto fuera de juego alertado por VAR -pero sin consultar la imagen-. El reparto final de puntos es un resultado inesperado que estrecha la lucha por los puestos europeos.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil