¿Por qué se cae el pelo en otoño, y más con el coronavirus?

Si hay algo habitual en las consultas de dermatología durante el otoño, la palma se la lleva el incremento de citas por un motivo: el aumento de la caída del pelo.

¿Por qué se cae el pelo en otoño, y más con el coronavirus?
| sport

Si hay algo habitual en las consultas de dermatología durante el otoño, la palma se la lleva el incremento de citas por un motivo: el aumento de la caída del pelo.

Sport.es

Pero ¿por qué se cae más el pelo durante esta época del año? ¿Nos debemos preocupar?

Tranquilidad.

La caída del pelo en otoño es un proceso normal denominado «efluvio telógeno», tal y como explica el doctor Sergio Vañó, coordinador del Grupo de Tricología de la Academia Española de Dermatología y Venereología.

El pelo se renueva cada día. Alrededor de 100 cabellos se desprenden diariamente de nuestro cuero cabelludo y son sustituidos por la misma cantidad de pelos que comienzan a nacer. Lo que ocurre en otoño es que, simplemente, el proceso se acelera y se cae más cantidad de pelo... pero también nace más cantidad.

Y aunque no hay forma de prevenirlo ni evitarlo, en principio no debe causarnos ninguna preocupación.

Decimos en principio, porque a veces no es tan sencillo. Y para detectar si estamos ante un proceso natural o ante un problema capilar mayor, hay varios síntomas que nos pueden dar la pista.

Si la caída es muy abundante, si no cesa en el tiempo y si observamos que comienza a afectar a nuestra densidad capilar o que «clarea» nuestro cuero cabelludo, lo mejor es acudir al dermatólogo. Porque es probable que no sea a causa del otoño.

Y en este caso, la alopecia, la pérdida anormal de pelo, puede tener diversas causas. Hay causas genéticas y hormonales, pero también determinadas enfermedades, fármacos o déficits alimenticios pueden causar una caída anormal del cabello.

10 veces más consultas al dermatólogo

Pero la causa más común de la pérdida de pelo en tiempos de coronavirus es el estrés.

Un reciente estudio, elaborado por la aseguradora Aegon, ha analizado el impacto emocional que la pandemia ha tenido, y tiene, en nuestra salud. Los datos que arroja son abrumadores ya que el 90% de los encuestados asegura haber tenido estrés durante este año.

Y es el estrés una de las causas más frecuentes de que los folículos del pelo entren en fase de caída, lo que se denomina en términos clínicos como fase telógena, que da lugar al 'efluvio telógeno' que sería sinónimo de caída de pelo por estrés.

Como consecuencia, se ha producido un aumento muy significativo de consultas por caída de pelo. Hasta 10 veces más, según el doctor Vañó, que responden a cuadros de estrés causados por la pandemia de la Covid-19.

Pero además, la propia enfermedad causada por el coronavirus provoca en los pacientes infectados una caída intensa del pelo a los 2 o 3 meses después de padecerla, aunque lo recuperan poco a poco.

¿Se puede evitar o prevenir la caída del cabello?

El doctor Vañó señala que hay más de 100 tipos de alopecia y su tratamiento depende directamente de la causa que la provoca.

Así, habrá causas que permitan atajar o minimizar el desprendimiento del pelo, como por ejemplo cuando la alopecia es debida a un déficit de hierro o a una mala alimentación.

En otros casos, como en la alopecia androgénica, cuyo origen es hormonal, no hay forma de prevenirla, pero sí se puede tratar.

«Llevar una vida saludable favorece que tengas un cabello más sano y prevenir las formas de caída de pelo por déficits nutricionales. Pero en general la mayor parte de alopecias no se pueden prevenir, sino que se debe de realizar un diagnóstico y tratamiento precoz», concluye el coordinador del Grupo de Tricología de la Academia Española de Dermatología y Venereología.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil