Sport.es Menú

El Schalke cae y se queda sin liderato

Harit jugó todo el partido y fue uno de los más destacados arriba

El cuadro de la cuenca del Ruhr no aprovechó el pinchazo del Bayern para asaltar la primera plaza

Decepción en los jugadores del Schalke
Decepción en los jugadores del Schalke | EFE

El Hoffenheim demostró que con solo dos ocasiones se puede ganar un partido. Y de sobras. Kramaric y Bebou, en los únicos disparo entre los tres palos, decidieron un partido que hubiera ganado el Schalke en condiciones normales. El juego lo pusieron los de la cuenca del Ruhr, las ocasiones también pero el gol cayó del lado contrario. El gol siempre se paga caro. El Hoffenheim se convierte en el ‘matagigantes’ en este inicio de temporada.  

Albert Gracia

FICHA TÉCNICA

Bundesliga

HOF

2-0

SCH

Hoffenheim

Baumann; Posch (Bicakcic, 76'), Akpoguma, Hubner, Skov; Vogt; Kaderabek, Rudy, Geiger (Bebou, 46'), Kramaric; Adamyan (Rupp, 62').

Schalke

Nubel; Kenny (Kabak, 86'), Stambouli, Sané, Oczipka; Caligiuri (Kutucu, 78'), Schöpf, Mascarell, Harit; Matondo (Uth, 57') y Burgstaller.

Goles

1-0 M. 72 Kramaric. 2-0 M. 85 Bebou.

Árbitro

Robert Hartmann. T.A.: Geiger (37'), Posch (68') / Harit (80'), Sané (83').

Incidencias

Rhein-Neckar Arena.

El Schalke demostró ser muy superior desde el inicio. Con Harit como gran estandarte ofensivo, el cuadro de la cuenca del Ruhr se movió al son de este talentoso mediapunta. Bien ubicado entre líneas, el joven mediapunta se hizo con las riendas del partido desde un buen inicio en un cuadro de la cuenca del Ruhr que mereció mucha mejor suerte.

El Schalke tuvo buenas aproximaciones, especialmente en la primera mitad, para abrir la lata pero la cruceta y la falta de puntería arruinaron sus esperanzas. El Hoffenheim, por su parte, ni se asomó por la meta Nubel en un primer acto realmente decepcionante.

Bebou, a escena En la segunda parte, el guión no se movió y fue el Schalke el que continuó con su dominio, que no se pudo traducir en ocasiones más o menos claras. Centrocampismo puro. Baumann tampoco tenía demasiado trabajo más allá del que él mismo se provocaba. Hasta que Bebou le dio un giro de tuerca al asunto. El togolés se marcó una cabalgada espectacular, disparó a Nubel y el rechace lo aprovechó Kramaric para anotar a placer. Con el Schalke yendo a por todas, el propio Bebou cerró el marcador y la victoria. Los de la cuenca del Ruhr, sin liderato. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil