La peor versión del Bayern vence en Stuttgart

Victoria de los de Flick ante un Stuttgart que perdonó la vida a los bávaros antes de dejarse dar la vuelta al marcador

Los de Múnich no controlaron el partido en ningún momento pero Douglas Costa sentenció cuando más apretaban los locales

Matthaus cree que Lewandowski no es solo un goleador, sino que también es un líder y juega para el equipo
Matthaus cree que Lewandowski no es solo un goleador, sino que también es un líder y juega para el equipo | EFE

La peor versión del Bayern también gana. Sudaron, sufrieron y empezaron perdiendo pero el final de la película suele ser el mismo siempre. El Stuttgart puso muchos más apuros a los de Flick que tuvieron que sacar el pico y la pala para remontar el gol de Coulibaly tras un error de Neuer. Perdonaron y dejaron vivos a los de Múnich y eso nunca es buena idea. 

Arnau Montserrat

FICHA TÉCNICA

Bundesliga

STU

1-3

BAY

Stuttgart

Kobel; Mavropanos (Karazor 60'), Anton, Kempf; Coulibaly (Massimo 82'), Endo, Förster (Kalajdzic 76'), Mangala, Sosa; Castro (Klimowicz 60'), Wamangituka.

Bayern

Neuer; Pavard, Boateng (Nianzou 69'), Alaba, Lucas (Süle 58'); Goretzka, Tolisso (Javi Martínez 83'); Gnabry (Sané 66'), Müller, Coman (Douglas Costa 69'); Lewandowski.

Goles

1-0 M.20 Coulibaly; 1-1 M.38 Coman; 1-2 M.45 Lewandowski; 1-3 M.87 Douglas Costa.

Árbitro

Harm Osmers: Sin tarjetas.

Incidencias

Mercedes Benz Arena

El Bayern se marchó al descanso ganando pese a la actuación de Neuer. Para olvidar. Lewandowski pudo cambiar por completo el panorama del primer tiempo si su cabezazo, ese que entra en 99 de 100 ocasiones, no se hubiera estrellado contra el palo. Superado ese primer susto, el Stuttgart plantó cara e incluso se adelantó en el marcador.

Un gran contragolpe conducido por Wamangituka tuvo como colaborador a un Neuer que salió a por uvas. Casi fuera del área, su estirada no le valió para tocar un balón que terminó llegando a un Coulibaly que solo tuvo que empujarla a puerta vacía. El cambio de guión afectó y mucho a los de Flick que tuvieron ayuda divina para mantener solo el 1-0 en contra.

Förster perdonó dos goles cantados, de esos que que ante el Bayern toman una importancia mayor. Primero un remate desde dentro de la pequeña que mandó fuera incomprensiblemente y apenas 30 segundos después, desperdició el regalo de Lucas y falló el mano a mano con Neuer. Sus compañeros se echaban las manos a la cabeza.

No era para menos porque quien perdona, paga. Tópico que encaja perfectamente en el último tramo del primer tiempo. Coman, con un latigazo ponía el empate tras varios minutos sin crear peligro. Pese a que en la jugada siguiente el Stuttgart anotaba el segundo, el VAR les dio la espalda y el colegiado rectificó su decisión de no pitar falta sobre Neuer en la acción. El error garrafal con el balón en los pies del arquero teutón quedó tapado.

Para rematar la faena y la mala fortuna de los locales, Lewandowski perdona una pero no dos. Lo dejaron solo en la frontal del área y el polaco la colocó donde quiso. Otro para la colección de Robert. 1-2 y papeleta solucionada antes del descanso. El Stuttgart siguió a lo suyo y lejos de rendirse siguió poniendo en apuros al conjunto de Flick. Förster volvió a perdonar la vida a los bávaros. Alguna camiseta del Bayern se tiene que llevar esta tarde de regalo. 

Los cambios de Flick no aportaron más tranquilidad al Bayern. Al contrario. En el último tramo de partido el Stutggart volvió a la carga y Mangala tuvo una acción muy similar a la de Förster del primer tiempo para empatar pero su disparo tocó milagrosamente en la pierna de Süle. Suspiraban en el banquillo.

Afirmar que el Stuttgart encerró al Bayern no es ninguna barbaridad y tanto fallar, otra vez, terminó con cara factura. Douglas Costa en un contraataque remató la faena. Algo injusto porque los locales merecieron un punto como mínimo. Pero el Bayern es el Bayern. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil