La maldición de Thiago en el Bayern

La maldición de Thiago en el Bayern

Thiago sabe lo que es trabajar duro en una recuperación
Thiago sabe lo que es trabajar duro en una recuperación | sport

Se lesionó en su estreno como titular del equipo germano

Se ha roto tres veces el ligamento interno de la rodilla derecha

Las lesiones han sido el caballo de batalla de Thiago desde que juega en el fútbol alemán. En su estreno como titular con el Bayern, en agosto de 2013, sufrió su primera lesión, una rotura en los ligamentos de su tobillo derecho. Tres meses de baja.

Poco después de su vuelta, en marzo de 2014, llegó la segunda y la que más dolor de cabeza le ha dado: rotura parcial del ligamento interno de su rodilla derecha. 

Dicha lesión amenazó con apartarlo del Mundial de Brasil, algo que consiguió definitivamente tras una nueva rotura en el mismo ligamento durante un entrenamiento a mediados de mayo. 

Pero en su regreso a las canchas, en octubre de 2014, volvió a ocurrir: misma rotura y en el mismo ligamento. Tercera vez en menos de un año. Un drama que tuvo su final 371 días después de la primera rotura, en abril de 2015, con la vuelta de Thiago en todo un Clásico alemán ante Borussia Dortmund.

Desde entonces, Thiago ha seguido sufriendo distintos percances, aunque no tan graves como los vividos en el inicio de su etapa en Alemania. A finales de 2015 estuvo un mes de baja debido a una nueva lesión de ligamentos y en enero de 2017, el mismo tiempo de ausencia tras una lesión muscular en su muslo derecho.

 

Temas