Kimmich decide el 'Klassiker' y la Bundesliga

Gran partido del centrocampista del Bayern, que con un golazo de vaselina deja al Dortmund a siete puntos del liderato

Un polémico desvío en el área de Boateng con el brazo a tiro de Haaland, que acabó lesionado, no fue sancionado por el VAR

 Joshua Kimmich le dio la victoria al Bayern con un golazo de vaselina en la primera parte del partido ante el Dortmund | Movistar+

Solo una debacle mayúscula separaría al Bayern de sumar su octava Bundesliga seguida. El 'Klassiker' se antojaba como una 'final' para medir las aspiraciones reales del Dortmund en el campeonato doméstico. Un triunfo local habría acercado al Borussia a solo un punto del liderato, pero los sueños, sueños son. La realidad es que el equipo bávaro fue superior y se bastó de un solitario pero precioso tanto de Kimmich para prácticamente sentenciar la liga. Haaland, hoy menos protagonista, terminó siendo sustituido por molestias físicas.

Roger Payró

FICHA TÉCNICA

Bundesliga

BVB

0-1

BAY

Dortmund

Bürki; Piszczek (Götze, 80'), Hummels, Akanji; Hakimi, Delaney (Emre Can, 46'), Dahoud (Witsel, 85'), Guerreiro; Hazard, Haaland (Reyna, 72') y Brandt (Sancho, 46').

Bayern

Neuer; Pavard, Boateng (Lucas, 85'), Alaba, Davies; Goretzka, Müller, Kimmich; Coman (Perisic, 73'), Lewandowski y Gnabry (Javi Martínez, 87')

Gol

0-1 M. 43 Kimmich.

Árbitro

T. Stieler. T.A.: Hummels (12'), Dahoud (67') / Müller (66') y Davies (74').

Incidencias

Signal Iduna Park. A puerta cerrada.

Eso sí, apenas medio minuto había pasado y Boateng ya tuvo que sacar un disparo del noruego sobre la misma línea de gol. No tuvo que sudar el alemán, pues el tiro era manso tras superar a un Neuer que salió para abortar un peligroso envío en profundidad. Se las prometía felices el conjunto de Lucien Favre, que siguió insistiendo en unos primeros minutos donde el Bayern parecía no haberse situado aún sobre el verde.

Paulatinamente los pupilos de Flick equilibraron el duelo y el peligro empezó a correr a cargo del Bayern. Esta vez fue Piszczek el que sacó bajo palos un disparo de Gnabry desde el área pequeña. Solo cinco minutos después, Coman exigió a Bürki con un potente disparo. Ambos extremos no compartían titularidad desde la exhibición en Stamford Bridge. Y vaya si se notó.

El Borussia logró ciertos momentos de respiro y sobre la media hora de encuentro consiguió volver a ver de cerca a Manuel Neuer. Sin suerte. Hazard impreciso, poco de Brandt y Haaland desesperado sin poder rascar excesivo balón. No al menos en situaciones como las que le gustan.

Al ritmo de Kimmich

La primera parte se le empezaba a hacer larga al cuadro ‘borusser’… y cuando el Bayern huele sangre no perdona. Goretzka avisó con un chut a botepronto que Bürki repelió pero el meta no pudo repetir en una vaselina de Kimmich a dos minutos para el descanso. Toque sutil desde la frontal para sellar un gol de bandera. No tenía suficiente con manejar al equipo a su antojo desde la medular sino que rubricó su actuación viendo portería. Futbolista total.

Tras el asueto Favre introdujo a Sancho y Emre Can por Brandt y Delaney para sacudir un poco al equipo. Lejos de lograrlo, el Bayern seguía engrasando su maquinaria y cada jugada era sinónimo de peligro. Bürki evitó el 0-2 de Goretzka con una gran estirada abajo mientras sus compañeros, desmoralizados, perseguían sombras. Eso sí, en la primera combinación con cara y ojos del Dortmund, Haaland estuvo cerca del empate. Zurdazo cruzado que desvió Boateng en el suelo con cierta polémica, pues el central lo hizo con el brazo. Nadie se quejó y el VAR no entró. Sigan.

No obstante, la acción sirvió para que el Dortmund ganara algunos metros y pusiera fin al dominio bávaro. La lesión de Haaland, que dejó el campo con molestias en la rodilla, no impidió que el conjunto ‘borusser’ pusiera algo de miedo en el cuerpo a los de Flick, demasiado hundidos atrás y con una renta mínima en el marcador. Con más corazón que cabeza, solo Dahoud probó desde lejos a Neuer.

El Bayern pudo rematar el duelo pero Lewandowski mandó su zurdazo al palo y las acciones posteriores carecieron de precisión. No hizo falta, pues el electrónico ya no se alteró. Son 17 victorias en los últimos 18 partidos para un Bayern que parece no haber acusado el parón obligado por el coronavirus. Solo el Leipzig ha conseguido arañar dos puntos a un equipo que sigue invicto en este 2020.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil