El Dortmund tira media Liga en cinco minutos

El equipo de Favre no pudo pasar del empate (2-2) ante el Werder Bremen tras adelantarse 0-2 en el marcador

A falta de dos jornadas para el final de la Bundesliga el Bayern de Múnich aventaja en cuatro puntos a los de Favre

Manuel Akanji pelea un balón a Rashica
Manuel Akanji pelea un balón a Rashica | AFP

Hay días en los que es mejor no salir de casa. Si no, que se lo digan al Borussia de Dortmund, que dejó escapar media Liga después de ir ganando 0-2 ante el Werder Bremen en el Weserstadion. Pulisic Alcácer adelantaron a los de Favre en el marcador en la primera parte, pero tras el descanso hubo harakiri 'borusser' y a falta de dos jornadas para la conclusión de la Bundesliga el Bayern de Múnich aventaja al equipo de la cuenca del Ruhr en cuatro puntos.

SPORT.es

FICHA TÉCNICA

Bundesliga

BRE

2-2

DOR

Werder Bremen

Pavlenka; Friedl, Langkamp, Veljkovic, Augustinsson; Eggestein, Sahin (Pizarro, 60'), Klaassen; Osako (Mohwald, 60'), Kruse, Rashica.

Borussia Dortmund

Burki; Akanji, Weigl, Diallo (Philpp, 90'), Guerreiro; Witsel, Delaney (Dahoud, 83'); Sancho, Götze (Bruun Larsen, 82'), Pulisic; Alcácer.

Goles

0-1 M. 6 Pulisic. 1-1 M. 41 Alcácer. 1-2 M. 70 Mohwald. 2-2 M. 75 Pizarro.

Árbitro

Marco Fritz (Alemania). TA: Klaassen (33'), Friedl (39') / Weigl (80').

Incidencias

Weserstadion. 42.100 espectadores.

No habían transcurrido los seis primeros minutos de juego cuando Pulisic, el 'Capitán América', como le apodan en Alemania, puso el partido patas arriba tras dejar sentado a cuanto rival le salió al paso y batir a Pavlenka con un disparo cruzado.

A partir de ahí ya fue coser y cantar -hasta el descanso- para las avispas, que monopolizaron la posesión y tuvieron en Sancho a un verdadero latigo por el costado derecho. El joven inglés crece a pasos agigantados y no sería nada extraño que este mismo verano algún 'grande' llamara a su puerta.

Al filo del descanso hurgaron los gualdinegros en la herida abierta del Bremen. El exazulgrana Alcácer, tocado por una varita mágica, convirtió su tercer libre directo en lo que va de campaña y ya suma 18 goles en 24 partidos. 

Parecía el punto y final, pero no fue así, porque el técnico local acertó de pleno con los cambios dando entrada a Mohwald Pizarro y la decoración del duelo cambió por completo. El mediocentro alemán recortó distancias con un zapatazo desde la frontal del área que se coló entre las piernas de Burki y solo cinco minutos después el delantero peruano niveló la contienda tras un error en cadena de la zaga del Dortmund. Cinco minutos de vértigo bastaron para desmoronar el castillo de naipes 'borusser'. A partir de ahí, la nada más absoluta. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil