Sport.es Menú

Tropiezo inesperado del Bayern ante el Augsburgo

El Bayern dominó y tuvo las ocasiones pero el tanto de Götze equilibró la balanza

El conjunto de Kovac pierde sus primeros puntos de la temporada

Renato Sanches se lamenta de una ocasión desperdiciada
Renato Sanches se lamenta de una ocasión desperdiciada | EFE

Al Bayern no le bastó su enorme superioridad y un gol de Robben para poder llevarse los tres puntos del Allianz Arena. Los de Kovac dominaron los 90 minutos pero una jugada embarullada acabó en el tanto de un Augsburgo que se encontró un premio inmerecido. 

Albert Gracia

FICHA TÉCNICA

Bundesliga

BAY

1-1

AUG

Bayern Múnich

Neuer; Kimmich, Süle, Hummels, Goretzka (Alaba, 46'); Javi Martínez, Sanches, Müller; Robben, Wagner (Thiago, 75') y Gnabry (Ribery, 59').

Augsburgo

Luthe; Gouweleeuw, Khedira, Hinteregger; Framberger, Moravek (Götze, 61'), Baier, Max; Hahn, Gregoritsch (Córdova, 77') y Caiuby.

Goles

1-0 M. 48 Robben, 1-1 M. 87 Götze

Árbitro

Soren Storks. Amonestó a Goretzka (13'), Khedira (19'), Sanches (30'), Framberger (73'), Thiago (77').

Incidencias

Allianz Arena (57.934 espectadores). Partido correspondiente a la jornada 5 de la Bundesliga.

La primera parte acabó sin goles. Quizás una de las grandes noticias del partido. Y es que el conjunto bávaro salió en tromba en el arranque, con ocasiones muy claras para encarrilar el encuentro. Müller, que estrelló su remate al palo, y Renato Sanches, que demostró en otro partido más que está de vuelta, tuvieron las más claras cuando todavía no se habían cumplido los cinco minutos de encuentro.

El gol, tarde o temprano, tenía que caer por su propio peso. Pero no fue así. El vendaval del Bayern empezó a aflojar y las ocasiones también remitieron, aunque el cativo Sanches siguió creando verdaderos quebraderos de cabeza. Wagner, que suplió a Lewandowski en la punta de ataque, también tuvo alguna aproximación con peligro pero sus remates no iban entre los tres palos. La primera mitad acabó con un Bayern que sabía que el tanto que abriera la lata llegaría muy pronto.

Y así fue. En la reanudación, Robben caracoleó en el área y batió Luthe. Tras el gol, el Bayern prosiguió con su dominio aplastante ante un Augsburgo que no era capaz de trenzar tres pases seguidos. No obstante, tal y como sucedió en la primera mitad, el conjunto de Niko Kovac frenó su sed y dejó que los minutos corrieran, sabedor de que las largas posesiones al final tumbarían a un rival que ya se tambaleaba.

Con tal propósito salió al terreno de juego Thiago, que se adueñó del centro del campo para que su equipo no sufriera ningún contratiempo en forma de gol inesperado. Las ocasiones seguían llegando para el equipo bávaro pero el gol de la tranquilidad no llegaba. Ribery lo anotó pero Müller estaba en fuera de juego.

Y el fútbol es así de caprichoso. Si el Augsburgo ni siquiera se había acercado a la meta de Neuer, en la primera que tuvo empató el partido. Córner llovido que Neuer no logra despejar y el balón, tras una serie de rechaces, acaba en las mallas. Tras el empate, el Bayern apretó de lo lindo pero el marcador ya no se iba a mover, a pesar de que Thiago tuvo el gol de la victoria en el descuento.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil