Sport.es Menú

Un Bayern con la pólvora mojada cae ante el Leverkusen

Los de la aspirina hicieron mucho daño a la contra a un equipo que se topó hasta en tres ocasiones con el poste; Lewandowski, negado

Primera derrota de Flick en el banquillo bávaro tras cuatro encuentros ganando

Los bávaros tropiezan en el Allianz en un duelo en el que fallaron innumerables ocasiones.
Los bávaros tropiezan en el Allianz en un duelo en el que fallaron innumerables ocasiones. | AFP

Primera derrota del Bayern Múnich desde que Hans-Dieter Flick dirige al equipo. Tras cuatro victorias, un Bayer Leverkusen que fue un incordio a la contra y la mala puntería de sus atacantes, que marraron ocasiones inexplicables, los bávaros cayeron ante su afición por segunda vez esta campaña y ya tienen la primera plaza a tres puntos, cuatro al finalizar la jornada si el M'gladbach vence al Friburgo.

Sport.es

FICHA TÉCNICA

Bundesliga

MÚN

1-2

LEV

Bayern Múnich

Neuer; Pavard, Javi Martínez (Thiago, 80'), Alaba, Davies; Goretzka, Kimmich, Müller (Coutinho, 69'); Gnabry, Lewandowski y Perisic (Coman, 69').

Bayer Leverkusen

Hradecky; Lars Bender, Jonathan Tah, Sven Bender, Wendell (Sinkgraven, 64'); Baumgartlinger, Aránguiz (Demirbay, 80'); Diaby, Amiri, Volland; y Bailey (Bellarabi, 61').

Goles

0-1 M. 9 Bailey. 1-1 M. 34 Müller. 1-2 M. 36 Bailey.

Árbitro

Guido Winkmann. TA: Goretzka (94')/Baumgartlinger (42'), Bellarabi (91'), Sven Bender (94'). TR: Tah (81')

Incidencias

Allianz Arena. 70.000 espectadores.

El Bayern Múnich se fue al descanso por debajo en el marcador tras una primera mitad plagada de errores defensivos por parte de ambos contendientes y de fallos groseros en ataque de los bávaros. Bailey fue el gran protagonista con dos dianas, la primera de las cuales llegó inmediatamente después de que Gnabry mandara al poste un balón largo de Boateng.

La respuesta no pudo ser más contudente, pues Bailey abrió la lata al superar a Neuer con un tiro cruzadoDavies perdió el balón en la medular ante Diaby, que cedió al centro hacia un Volland que vio perfectamente la carrera del a la postre goleador.

El Bayern, que hasta el momento parecía llevar las riendas del encuentro, continuó insistiendo. Gnabry lo probó con un disparo que repelió Hradecky, pero la más clara corrió a cargo de un Müller que, tras asistencia del propio Gnabry, no pudo marcar a puerta vacía puesto que Wendell le robó la cartera en última instancia.

Poco después, Neuer salvó al despejar un tiro desde la frontal de Diaby, pero la manija del partido seguía siendo local y la insistencia dio sus frutos. Pasada la media hora de juego, un tiro de Müller desde la frontal besó la red tras tocar en un defensor. Se las prometían muy felices los muniqueses tras la igualada, pero rápidamente recibirían un nuevo jarro de agua fría con el segundo del Leverkusen.

Un rápido contragolpe acabó de nuevo con Bailey ante Neuer con mismo resultado que en el primer gol. El jamaicano superó desde cerca al guardameta tras una asistencia al espacio de Volland.

El encuentro seguía por los mismos derroteros a pesar de que los visitantes estaban por encima en el marcador. El Bayern dominaba, y a las puertas del descanso, volvió a fallar lo infallable. Un tres contra uno comandado por Gnabry lo salvó Lars Bender cuando el atacante cedió a Perisic, que no llegó a contactar con el esférico.

Cero pegada bávara

Neuer salvó a los suyos al comienzo de la segunda parte, cuando sacó una mano salvadora a remate de Volland tras asistencia de un superlativo Diaby. Pero el dominio continuaba siendo del Bayern Múnich, que no acertaba con la meta visitante. Y cuando lo hacía, Hradecky se ponía la capa de superhéroe, como cuando repelió una doble ocasión de Lewandowski y Müller. Los de Flick estaban negados cara a puerta y sufrían a la contra. Diaby estuvo a punto de realizar un nuevo descosido, pero Neuer ejerció nuevamente de salvador.

Picaba piedra el Bayern y buscaba el empate. Goretzka mandó un testarazo al poste y los visitantes se quedaron con uno menos por la expulsión de Tah. Se ponía de cara para igualar el duelo, pero los locales no lo lograban. En los últimos minutos, Lewandowski cabeceó un balón al larguero y demostró que no era su día. Como el de todos sus compañeros, que vieron volar los tres puntos.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil