¡Sandor Martín hace historia en Estados Unidos!

El barcelonés, estelar, derrotó en su casa a los puntos a Mikey García (93-97, 93-97 y 95-95)

'Arrasandor' empezó firme y terminó exhibiéndose en la segunda parte de la pelea. ¡Colosal!

Sandor logró una victoria impresionante
Sandor logró una victoria impresionante | DAZN

Sandor Martín se ha ganado un lugar en el Olimpo del boxeo español al imponerse con autoridad y merecimiento en la madrugada de este domingo a el astro Mikey García en su casa de Fresno por decisión mayoritaria después de une exhibición (95-95, 93-97 y 93-97).

Era el combate más importante en la carrera de este prodigio catalán que ya se atrevía a medirse con chavales mucho mayores que él en su niñez y que ha crecido siempre en un ambiente ligado al boxeo al ser hijo de su entrenador Rafa Martín (propietario del emblemático gimnasio barcelonés KO Verdún) y de Inma Clemente (propietaria de una de las mejores tiendas de boxeo en toda España).

'Arrasandor' ha sido tres veces campeón europeo del peso superligero, además de múltiples títulos de la Unión Europea, españoles o incluso mundiales en categoría júnior. De hecho, ha abandonado el cinturón continental de la EBU para enfrascarse en esta pelea ante uno de los púgiles importantes en la pasada década a nivel mundial como ya avanzó a SPORT que pensaba hacer en cuanto tuviese una oportunidad.

Mikey ha sido campeón mundial en ocho ocasiones en cuatro pesos diferentes, algo que solo han superado cinco mitos tales como Manny Pacquiao, Óscar De la Hoya, Tommy 'La Cobra' Hearns, Ray Sugar Leonard y Floyd Mayweather. El estadounidense de origen mexicano cuenta con 40 victorias (30 por KO aunque el último data de 2017) y una derrota en 2019 ante Errol Spence Jr por los 38 triunfos (13 antes del límite) y dos derrotas del catalán.

La pelea estaba pactada en el peso welter en las 145 libras (65,800 kg.) y ambos dieron un peso muy similar en la báscula con una mínima superioridad para Sandor pese a que ha tenido que subir de peso: 65,100 para 'Mikey' y 65,300 para Sandor. Acompañado por su padre Rafa y por Rafa Valle, el excampeón español y europeo se presentó con seguridad en el ring al ritmo de 'Volaré', de los Gipsy Kings... Para esto había renunciado a pelear el pasado 11 de septiembre en Barcelona. Sabia decisión.

Sin olvidar que se antojaba imposible ganar por puntos en un 'show' ajeno, Sandor empezó ocupando en centro del ring y colocó dos izquierdas y una buena derecha en el cuerpo de un Mikey muy cauto que falló su primer gran ataque y que empezó a acelerar las acciones en el segundo con dos buenas izquierdas justo después de que se fuese la luz por unos instantes.

En el tercero el barcelonés incluso aceptó un par de intercambios mientras trataba de jugar con su condición de zurdo con una gran derecha a la contra para frenar a uno de los mejores púgiles de la pasada década. Y en el cuarto volvió a encontrar una buena derecha sin recibir golpes para seguir por delante en la pelea demostrando que el Viejo Continente ya no se asusta en Estados Unidos.

Fuera de la distancia por el gran trabajo del español, Mikey se fue a las cuerdas para intentarlo sin éxito en la corta, aunque ese asalto sí pudo escaparse. Mikey trató de llevar más la iniciativa en el sexto, pero no conseguía penetrar en la defensa de su rival y el combate estaba en todo lo alto a falta de cuatro asaltos.

Sandor Martín, tras derrotar a Mikey García

| DAZN

El séptimo fue una clase magistral de Sandor, con varias derechas y unas esquivas 'en plan Mayweather' ante un excampeón mundial que no encontraba su sitio pese a que levantó el puño tras el tañido de la campana. Y en el octavo estuvo en plan campeón, terminando con una derecha y una combinación. Solo había que temer la potente 'pegada' del estadounidense y a los jueces, los tres californianos como él.

En el noveno Mikey trató de ir a la guerra y se encontró con un rival descarado que volvió a aceptarla y colocó dos izquierdas rectas extraordinarias. O había un KO, o había un robo o el boxeo español se disponía a vivir un momento histórico.

Y en el décimo se hizo aún más grande, hasta el último segundo, aceptando el cara a cara en las cueras y saliendo mientras golpeaba en una acción típica de un genio como Roy Jones Jr (el del supermedio, no el de ahora). La esquina del experto de DAZN, Chris Mannix, reflejaba un 93-97 para Sandor, pero esa cartulina no es de las tres que valen.

Y esta vez los jueves hicieron justicia pese a que el 95-95 de la primera cartulina hizo dudar. Los otros dos dieron 93-97 para el español, que cumplió un sueño que perseguía desde su niñez. Es la hora de Sandor tal y como él mismo dijo sobre el ring: "He presentado mi carta al mundo".

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil