La sombra de Setién se cierne sobre Rubi

Todo hace indicar que el técnico catalán se sentará en el banquillo ante el Valencia tras el parón de selecciones

La directiva verdiblanca, aun así, ha contactado con Setién por si el de Vilassar no es capaz de reconducir la situación

Rubi, convencido de su continuidad | Perform

La derrota del domingo en el 'El Gran Derbi' ante el Sevilla (1-2) ha vuelto a remover los cimientos de Heliópolis y la sombra de Quique Setién se vuelve a cernir sobre el técnico verdiblanco, Joan Francesc 'Rubi'. Según aseguran en la ciudad de La Giralda, el cántabro es el favorito para sustituir al exentrenador del Espanyol en el banquillo del Betis. El Consejo del club, no obstante, sigue pensando en otorgar algo más de tiempo a Rubi para ver si así es capaz de reconducir la delicada situación que atraviesa al equipo. Si no sucede nada extraño, el técnico se sentará en el banquillo ante el Valencia el próximo sábado 23 de noviembre.

SPORT.es

Ángel Haro, presidente de la entidad andaluza, y el vicepresidente José Miguel López Catalán, en quienes confluyen las miradas tras la salida del responsable deportivo Lorenzo Serra Ferrer, son los que tienen en estos momentos la patata caliente entre las manos. 

Guarismos pobres

Clasificado en decimoséptima posición con trece puntos -uno por partido- y a cuatro de la zona de descenso que marca el Celta de Vigo, el Betis ante sí dos semanas que se les pueden hacer muy largas y duras hasta que vuelvan a comparecer ante los suyos tras el parón de selecciones.

Rubi había tocado teclas en su esquema, que hacía aguas a la hora de defender -es el equipo más goleado de Primera (23)-, y así había logrado una victoria sobre la bocina ante el Celta en casa (2-1) y un meritorio empate en el Santiago Bernabéu ante el Real Madrid (0-0) que le habían dado oxígeno y margen para su crédito menguado: así llegó al derbi.

Y es que los partidos contra el Sevilla son mucho más porque, a las chanzas del rival, se suman las críticas aceradas de los propios por los resultados y, sobre todo, porque el equipo del de Vilasar de Mar no termina de remontar el vuelo ni parece saber qué quiere ser de mayor, si jugar de una manera o hacerlo de otra.

La derrota ante el Sevilla se certificó cuando Hernández Hernández pitó el final, el principio de todo lo demás, de los análisis y rumiar durante dos semanas una situación que ha vuelto a ser incómoda para el entrenador bético, quien no obstante se ha mostrado seguro de que estará en el banquillo ante el Valencia y que los dirigentes le apoyan aún.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil