Carreño, a semifinales tras un partido de alta tensión

Carreño, a semifinales tras un partido de alta tensión

Carreño, durante su partido ante el noruego Casper Ruud
Carreño, durante su partido ante el noruego Casper Ruud | David Ramirez

Superó al noruego Casper Ruud, segundo cabeza de serie, por 4-6, 7-6 (9) y 6-3

El gijonés salvó hasta tres bolas de partido antes de llevar el duelo al tercer set y ganarlo

En un partido de altos vuelos, Pablo Carreño se clasificó para las semifinales del Barcelona Open tras un durísimo duelo ante el cabeza de serie número dos del torneo, el noruego Casper Ruud, quien ofreció muchísima resistencia, pero ante la que el tenista gijonés se creció hasta superar a su rival en tres sets por 4-6, 7-6 (8) y 6-3.

Fue el primer partido de cuartos de final que se disputó en la central Rafa Nadal, una eliminatoria que arrancó justo después de cerrarse los octavos que quedaron aplazados el jueves. Ambos jugadores se habían enfrentado en tres ocasiones con dos triunfos para el noruego, por lo que Carreño sabía perfectamente lo que le esperaba en la pista.

El primer set fue sumamente igualado con un tenis que escondía a la perfección que habían estado disputando los octavos de final tan solo unas horas antes. Tan solo en el sexto set, tras un punto que levantó la grada, Carreño hizo algún gesto de agotamiento físico, pero se quedó en un susto puesto que pudo continuar sin problemas. Sin embargo, cedió al primera manga por 6-4.

Segundo set de alta tensión

Nada cambió en el segundo set, donde de nuevo la igualdad se instaló en la pista. Tanto fue así que con 6-4 y 5-4 Carreño salvó hasta tres bolas de partido a un Casper Ruud que no supo cerrar el partido en sus primeras oportunidades. El tenista español llevó el set al desempate no sin antes disponer de cinco bolas de set que desperdició. Fue en la sexta cuando logró el billete para el set de desempate.

En la tercera y última manga, Carreño no desperdició la ocasión de plantarse a unas semifinales, no sin antes dejar escapar su primera bola de partido, a la segunda no perdonó y culminó una épica victoria que le lleva a semifinales, donde se verá las caras contra el argentino Diego Schwartzman. No lo tendrá fácil Pablo, que este viernes ha permanecido 5 horas y 44 minutos en la pista.

Schwartzman, adelante

Precisamente fue en la pista 1 donde Schwartzman se convirtió en el primer semifinalista de la jornada, también tras librar un duro enfrentamiento ante el canadiense Felix Auger-Aliassime, una de las sensaciones del torneo, que acabó eliminado tras tres duros sets con premio para el argentino (3-6, 6-2 y 6-3).

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil