Alcaraz, a octavos con susto

Alcaraz, a octavos con susto

Alcaraz celebra su primer triunfo en el Barcelona Open
Alcaraz celebra su primer triunfo en el Barcelona Open | Valentí Enrich

Superó al surcoreano Soonwoo Kwon por 6-1 y 2-6 y 6-2

El murciano accedió a octavos donde se medirá a Jaume Munar

Carlos Alcaraz fue el gran protagonista de la jornada en todos los sentidos. Su pase a octavos de final estaba escrito de antemano y lo hizo a lo grande, con la pista llena y ganando a un jugador que cuya resistencia se limitó al segundo set, el surcoreano Soonwoo Kwon a quien ganó por 6-1, 2-6 y 6-2.

El partido estuvo en el aire durante toda la mañana. La lluvia hizo acto de presencia durante el duelo entre Felix Auger-Aliassime y Carlos Taberner que se llevó el canadiense por 6-1, 3-6 y 6-4. Ese partido tuvo que detenerse un par de veces, pero pudo finalizarse cuando el cielo dio una tregua.

Las previsiones no eran muy optimistas, pero tras molestar y mucho durante el homenaje a Tommy Robredo, en cuanto aparecieron Carlos Alcaraz y Soonwoo Kwon en la pista incluso apareció el sol.

Gran arranque de Alcaraz

Con Joan Laporta en primera fila, quien estuvo comiendo en el club y siguió mostrando su optimismo de cara a que el Barça consiga la Liga mientras matemáticamente sea posible, Carlitos empezó fuerte sin dar opción alguna a su rival y en apenas 26 minutos ya tenía el primer set en el bolsillo habiendo cedido apenas un juego.

Laporta no se perdió detalle del partido de Alcaraz

| Valentí Enrich

Se le vio muy concentrado y seguro en la pista con esos cambios de ritmo en el juego que desconcertaban por completo a Kwon.

Un segundo set para el olvido

Cambió algo el panorama en la segunda manga. Más que por parte de Alcaraz por la subida de nivel que ofreció Kwon que despertó de su letargo de media hora al inicio del partido.

Nadie podía creerse lo que estaba viendo cuando el coreano con seis juegos consecutivos, se llevó el segundo set por un contundente 6-2. Tocaba remar y aparecieron los fantasmas de Montecarlo en la cabeza del murciano. Nervios, tensión e incomprensión de cómo se complicó un partido que había empezado de maravilla para los intereses de Carlos. Los aciertos del primer set se transformaron en errores en el segundo así que era imprescindible hacer un reset.

Con un set mucho más equilibrado empezó a construir el triunfo Alcaraz, arrancando con un break que confirmó en el segundo juego. Pero dejar entrar en el partido a Kwon convirtió al coreano en mejor jugador y luchó hasta el final. Enfrente Alcaraz decidió hacer uso de sus armas con las dejadas mortales y el potente drive que domina a la perfección. Con ello consiguió una nueva rotura en el quinto juego y pocos minutos después levantaba los brazos por un triunfo que si vien no peligró, sí que se complicó por momentos.