Sport.es Menú

Yarmolenko: el viernes, fecha límite para el Barça

Barça y Dinamo de Kiev ya negocian por Yarmolenko
Barça y Dinamo de Kiev ya negocian por Yarmolenko | sport

El FC Barcelona está trabajando en el fichaje de Andriy Yarmolenko para reforzar la línea de ataque en enero, en cuanto expire la sanción de la FIFA que impide al club blaugrana inscribir nuevos jugadores hasta el 1 de enero de 2016.

Xavi Canals

La directiva que preside Josep Maria Bartomeu tenía decidido acabar la temporada con la plantilla actual, a pesar de la importante salida de Pedro. Como dijo Sport, la intención de la cúpula barcelonista era tener controlados a Nolito y Yarmolenko por si había una urgencia en el mercado invernal, en forma de lesión de larga duración de alguno de los componentes del tridente, Neymar, Luis Suárez y Messi.

Las cosas, sin embargo, han dado un giro de 180 grados en las últimas horas y las negociaciones con Yarmolenko se han precipitado porque el Dinamo de Kiev ya ha alcanzado un acuerdo con el Everton por una cifra cercana a los 25 millones. 

La directiva no estaba por la labor de mover más el mercado. En primer lugar, porque la incorporación de Yarmolenko supondrá un desembolso importante. Pero lo más importante es que en el seno del club blaugrana se quería evitar remover en lo posible el tema de la sanción. Contratar jugadores para no poderlos poner sobre el terreno de juego hasta el próximo año no es política y estratégicamente la mejor idea. De ahí que el Barça acelerara las contrataciones de Aleix Vidal y Arda Turan, para enfriar los ánimos de la opinión pública con el paso de los días.

En el caso de Yarmolenko la situación se ha precipitado ante la posibilidad de perder a un futbolista que gusta, y mucho, en la secretaría técnica. El club ha decidido hacer un esfuerzo para contentar a Luis Enrique, que también ha dado el visto bueno al fichaje del delantero ucraniano.

Los rectores blaugrana ya se haya puesto en contacto con el futbolista y con el Dinamo de Kiev para iniciar las negociaciones. Como no podía ser de otra manera, la irrupción del Barça ha provocado que tanto el jugador como el club ucraniano hayan paralizado el acuerdo con el Everton.

Eso sí, el límite para que el club blaugrana presente una oferta convincente expira el viernes. Tanto Yarmolenko como el Dinamo necesitan un tiempo mínimo de valoración antes de que el 1 de septiembre se cierre el mercado de fichajes. El Barça ha tomado buena nota de las conversaciones mantenidas con el futbolista y el club ucraniano y ya tiene perfilada una modalidad de propuesta con la que espera contentar a todas las partes.

La directiva blaugrana no quiere desembolsar todo el montante de la operación ahora. Y tampoco desea alcanzar esos 25 millones que ya ha puesto sobre la mesa el Everton. La propuesta inicial del Barça será de 20 millones repartidos en tres pagos.

El primero, de cinco millones, en el momento de cerrar el acuerdo. En enero abonará otros cinco. Y el resto, diez ‘kilos’, los pagaría al acabar la temporada. A cambio, el Barça ofrecerá al Dinamo la posibilidad de seguir contando con los servicios del futbolista hasta final del año, siempre y cuando se comprometa a no alinear al futbolista en la Champions League.

La salida de Pedro con destino al Chelsea ha dejado muy mermada la plantilla blaugrana y el cuerpo técnico considera que es necesaria la incorporación de un futbolista con experiencia para cuando llegue la hora de la verdad en la máxima competición europea. Eso no quita que Luis Enrique mantenga su plena confianza en los dos jóvenes delanteros ascendidos del filial, Sandro Munir, que tendrán un protagonismo activo durante la primera parte de la competición, tanto en la Liga como en la fase de grupos de la Champions League.

A pesar de su juventud, Yarmolenko cumple su octava temporada en el primer equipo del Dinamo y ya sabe lo que es jugar la máxima competición europea. Además, aunque es zurdo, tanto en el Dinamo como en la selección de Ucrania ha ocupado indistintamente las dos bandas con un rendimiento excelente. Su velocidad y su capacidad de desborde son muy valoradas en los informes recabados por la dirección deportiva. Tanto como su altura. Ese 1,89 de altura ayudaría mucho en las jugadas de estrategia tanto en ataque como en defensa, uno de los aspectos en lo que más sufre el Barça.

Otra de las condiciones que ha convencido al Barça a abordar el fichaje del delantero ucraniano es la posibilidad de recuperar parte de la inversión realizada en el caso de que la adaptación de Yarmolenko no fuera la deseada. En el caso de los futbolistas procedentes del este, la opción del regreso es habitual. En el Camp Nou hay un precedente claro en Dmitro Chigrinskiy, al que se revendió al Shakthar Donetsk después de un año prácticamente en blanco.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil