Xavi, el cuarto entrenador del Barça en dos años

Bartomeu destituyó a Valverde en enero de 2020 para dar un impulso a un equipo que iniciaba su declive

Después de dos relevos en el banquillo, el Barça está en caída libre y el de Terrassa se presenta como la figura que debe revertir esta difícil situación

¡El espectacular vídeo de bienvenida a Xavi Hernández que te pondrá los pelos de punta! | @ryghtan

"Necesitábamos un impulso, porque hace tiempo que pensamos que la dinámica del equipo es mejorable”. El entonces presidente del Barça, Josep Maria Bartomeu, explicó con estas palabras la destitución de Ernesto Valverde con el equipo liderando LaLiga Santander y su grupo en la Champions League.

El ‘Txingurri’ fue relevado después de una derrota en las semifinales de la Supercopa de España ante el Atlético en un partido en el que el Barça fue muy superior al conjunto colchonero. Aunque solo habían ganado uno de sus últimos cuatro partidos, los blaugrana encadenaban once partidos sin conocer la derrota.

Bartomeu apostó por Quique Setién después de que Xavi le diera calabazas. Y lo que tenía que ser un revulsivo acabó convirtiéndose en una caída libre que su sucesor, Ronald Koeman, desbordado por las circunstancias, no ha podido frenar. Valverde dejó el banquillo del Barça con cuatro títulos en su haber, dos Ligas, una Copa y una Supercopa, y un porcentaje del 67 por ciento de victorias que ni Setién ni Koeman han podido superar. Las debacles en la Champions League contra la Roma (3-0), en cuartos de final, y en Liverpool (4-0) pesaron como una losa en su trayectoria. Pero sus sucesores no solo no han enderezado el rumbo, sino que han degradado aún más la imagen del conjunto blaugrana en la máxima competición europea. 

Valverde, Setién, Koeman, Xavi: Cuatro entrenadores en dos años

| SPORT

EUROPA EN PELIGRO

El humillante 2-8 contra el Bayern puso punto y final a la breve etapa de Setién. Ocho meses en los que se dejó arrebatar LaLiga por el Real Madrid, cayó en la Copa y la Supercopa ante el Athletic y dejó una relación muy deteriorada con el vestuario por los roces de su segundo, Éder Sarabia, con los pesos pesados del vestuario, incluido Leo Messi, con el que se las tuvo en Balaídos. 

Su testigo lo cogió Koeman que por un momento pareció haber dado con la tecla. El Barça llegó a encadenar con el neerlandés hasta cinco victorias consecutivas y levantó la Copa del Rey barriendo al Athletic en la final (4-0), pero todo empezó a torcerse con una derrota en casa ante el Granada cuando podía asaltar el liderato.

Laporta nunca escondió que no era su perfil de entrenador y su relación se ha ido deteriorando. La convulsa salida de Messi fue la puntilla. Casi dos años y cuatro entrenadores más un quinto interino, Sergi Barjuan, solo han dado para dejar al Barça fuera de las posiciones europeas...

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil