Xavi apuesta por amistosos menos exigentes

CONFIDENCIAL SPORT

Xavi apuesta por amistosos menos exigentes

| David Bernabeu

El técnico quiere minimizar riesgos en la plantilla tras el esfuerzo hecho en el Mundial

El club negoció con Arsenal y Juventus, pero Xavi prefiere evitar desplazamientos

Son muchos días los que aún faltan para que el Barça vuelva a disputar un partido oficial. En concreto, cuatro semanas hasta el próximo 31 de diciembre, cuando los blaugrana reciban en el Camp Nou al Espanyol en la jornada número 15 de LaLiga.

El cuerpo técnico lleva planificando cómo gestionar este regreso a la competición desde mucho antes de que empezara el Mundial y, entre las opciones que se han barajado en el club, ha aparecido la posibilidad de jugar algún amistoso con el que recuperar el ritmo perdido durante el parón por el parón mundialista. Sin embargo, esta es una idea surgida más desde los despachos que desde quienes mandan en el día a día del vestuario blaugrana.

Conversaciones con Arsenal y Juventus

Durante la primera quincena del mes de noviembre, de hecho, hubo conversaciones con varios clubs para intentar cerrar algún compromiso durante esta especie de segunda pretemporada antes de acabar el año. En concreto, se habló con el Arsenal para jugar el próximo 17 de diciembre en el Emirates Stadium, mientras que también se ha estado barajando la opción de medirse a la Juventus en Turín el día 22.

Sin embargo, desde el cuerpo técnico no se acaba de ver con buenos ojos este tipo de desplazamiento y se apuesta más por realizar un trabajo intensivo en la Ciutat Esportiva Joan Gamper. Los argumentos que se exponen son que los diferentes internacionales que han participado o que lo siguen haciendo en el Mundial de Qatar regresarán de forma escalonada a la dinámica del Barça y, tras un torneo tan exigente, entienden que lo ideal sería recuperar la normalidad poco a poco en la Ciudad Condal.

Rivales menores

En ese sentido, no rechazan realizar algún tipo de amistoso que pueda servir para recuperar el tono y, en cierta manera, también algo de ritmo competitivo. Sin embargo, prefieren que la exigencia no sea del máximo nivel, como así sería ante equipos como el Arsenal o la Juventus y se piensa más en opciones como el propio Barça Atlètic o rivales mucho más cercanos a nivel geográfico. Por otro lado, también tienen claro que estos partidos deberían llevarse a cabo durante los últimos días antes del derbi ante el Espanyol del 31 de diciembre, cuando el equipo ya habría podido trabajar con la plantilla al completo.

En cualquier caso, aún no hay nada decidido al cien por cien y será durante los próximos días cuando se acabará de confirmar la hoja de ruta para un mes de diciembre inusual y que, lógicamente, presenta una serie de dudas porque nunca antes se había tenido que lidiar con un calendario similar.