Sport.es Menú

La vuelta a empezar de Sergi Samper

Empieza a trabajar hoy en la Ciutat Esportiva tras varias semanas haciéndolo por su cuenta

Podría pisar el césped a principios de mayo y recibir el alta antes de que acabe la temporada

Sergi Samper sufrió una aparatosa lesión en el tobillo izquierdo durante el Las Palmas-Eibar que provocó que el club amarillo pusiera fin a su contrato de cesión | LALIGA

Los Reyes trajeron a Sergi Samper una fractura transindesmal del meleolo externo en un paquete y, en otro, una rotura del ligamento deltoideo del tobillo izquierdo. Melchor, Gaspar y Baltasar llegaron el pasado 6 de enero con un tobillo destrozado cuando el centrocampista recuperaba sensaciones en Las Palmas de la mano de Paco Jémez.

Sergi Samper

El técnico, recién llegado, cogió al equipo tras el desastre de Paco Ayestarán, que había condenado a Samper al ostracismo y a la UD, a la cola de la clasificación. Jémez, como había hecho en Granada, dio la manija del equipo al barcelonés, que empezaba a responder hasta que en el minuto 70 del Las Palmas-Eibar se echó al suelo para intentar robar un balón a Joan Jordán.

El tobillo quedó trabado en el césped y Samper entró en un túnel oscuro del que aún no ha podido salir. Al día siguiente, Barça y Las Palmas pactaron que viajara hacia Barcelona para ser operado, pero la intervención no pudo realizarse de inmediato. El futbolista tuvo que esperar casi una semana ingresado en el Hospital Quirónsalud a causa de la gran inflamación que afectaba a la zona. 

enganchado a las series

El 12 de enero se pone en manos del doctor Ramon Cugat, que lidera la operación. A partir de ahí, cuatro largos meses hasta poder sentirse futbolista de nuevo y, por delante, un monótono día a día repartido entre las horas en casa, el hospital y el trabajo de fisioterapia. 

Las primeras cinco semanas tras la operación fueron las peores. Con la pierna enyesada, tuvo que guardar reposo y, durante este tiempo, Sergi pasaba las horas viendo partidos de fútbol: en directo y grabados. Pero también series de televisión como ‘Stranger things’, ‘La casa de papel’ o ‘El patrón del mal’. Solo salía de casa para, por la mañana, trabajar un par de horas en un gimnasio el tren superior con un preparador físico particular y, por la tarde, dirigirse al Quirónsalud a pasar revisión. Cada trayecto, al no poder desplazarse por sus propios medios, debía echar mano de la familia o del taxi. Fueron cinco semanas, hasta casi finales de febrero, en las que su relación con el fútbol se redujo a los partidos que veía por televisión.

volver a caminar

Pasadas las cinco semanas con el pie enyesado, Sergi Samper pudo empezar a desplazarse con unas muletas que le acompañaron durante quince días. Fue a partir de entonces cuando pudo intensificar el trabajo de gimnasio, al que acudía cuatro horas por la mañana, de 9 a 13. Comida en casa y, de nuevo, hacia el hospital para pasar revisión. Una vez a la semana, además, pasa consulta con el doctor Ramon Cugat, que supervisa toda la recuperación del centrocampista. Uno de los factores que está suponiendo mayor preocupación para el galeno es la pérdida de movilidad que ha tenido el tobillo izquierdo.

La musculatura, que también ha sufrido a consecuencia del reposo realizado, la irá recuperando poco a poco. Desde que tuvo que pasar por el quirófano, solo el domingo se lo ha tomado como día libre para desconectar del día a día de la recuperación. Fue el pasado 12 de marzo, dos meses justos después de la operación, cuando Samper dejó definitivamente las muletas y pudo, de nuevo, empezar a caminar por su propio pie. Un gran paso para recuperar autonomía. 

regreso la ciutat esportiva

La semana pasada fue la primera vez que Sergi pisó la Ciutat Esportiva Joan Gamper. El futbolista, después de más de dos meses de la operación, pasó un día por Sant Joan Despí para empezar a planificar su trabajo allí. Será a partir de hoy mismo cuando el futbolista acuda a diario y se ponga en manos de los fiosioterapeutas y preparadores físicos del club. Deberá pasar algún tiempo aún para que pueda hacer trabajo de campo, pero la posibilidad de coincidir de nuevo con sus compañeros es ya una victoria para él.

La intención, a partir de ahora, es, a principios del mes de mayo, poder pisar el césped. De hecho, existe la posibilidad de que, si se cumplen los plazos previstos, pueda recibir el alta médica antes de que finalice la temporada. Samper prefiere centrarse única y exclusivamente en el día a día de su recuperación, aunque es consciente de que la oscuridad ya no es tan profunda y, al fondo, la luz empieza a resplandecer. Llegará a tope para la pretemporada.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil