¡Villalibre estuvo a un paso del Barça!

HISTORIA SPORT

El Búfalo de Gernika, protagonista de la Supercopa, estuvo muy cerca de jugar en el filial azulgrana la pasada temporada

Fue una petición expresa de García Pimienta y el delantero estaba dispuesto, pero el Athletic finalmente no aceptó

Asier Villalibre toca la trompeta para festejar el título de Supercopa del Athletic
Asier Villalibre toca la trompeta para festejar el título de Supercopa del Athletic | sport

El fútbol da muchas vueltas. Uno de los protagonistas del título de la Supercopa de España conquistada por el Athletic ante el Barça fue Asier Villalibre. El Búfalo de Gernika, que es como se le apoda, marcó un gol, provocó la primera expulsión como azulgrana de Leo Messi y sacó sus dotes musicales en la celebración, haciendo sonar la trompeta para deleite de sus compañeros y los aficionados rojiblancos. Todo un personaje que pudo ser del Barça la temporada pasada. Estuvo muy, muy cerca. Lo que hubiera cambiado la historia.

Fue en el verano de 2019. El Barça B necesitaba un delantero centro para buscar el ascenso a Segunda A y García Pimienta insistió especialmente en Asier Villalibre, que había marcado la campaña anterior 23 goles con el filial del Athletic. Aun así, no tenía sitio en el primer equipo, con Williams, Aduritz, Raúl García y Kenan Kodro que podían jugar en su posición. Así que la entidad de Ibaigane le buscaba una cesión donde continuar su progresión.

Rafa Alkorta entra en escena

Villalibre no estaba muy por la labor de irse a préstamo a un equipo de Segunda A, la temporada 2017-2018 no había tenido buenas experiencias en este sentido ni con Valladolid primero ni con el Lorca después. Solo tres goles en 29 partidos. Por eso, cuando llegó el interés del Barça B se sintió mucho más atraido, era el filial, jugar en Segunda B, pero quién sabe si con la oportunidad de entrenar y hacerse un hueco en el primer equipo. Y cosas de la vida, ser compañero de Leo Messi.

Pero Rafa Alkorta, director deportivo del Athletic en ese momento, no quiso enviar al futbolista a la misma categoría en la que milita el filial rojiblanco. Quería que Villalibre saliera, sí, pero a un Segunda A. Tenía 'novias', en especial Elche, Almería y Mirandés, pero como reconoció el propio Alkorta después, el "tope salarial" de estos equipos lo impidió.

La insistencia azulgrana no dio resultado

Lo cierto es que el Barça insistió hasta el último momento, 'Pimi' tenía muy claro que era el 'killer' que se necesitaba. Se apuró y al final no llegó un '9', el equipo acusó la falta de gol y en invierno fichó Rey Manaj, que tampoco fue solución. El filial se quedó a nada del ascenso, cayó en el partido decisivo contra el Sabadell.

Villalibre, por su parte, acabó teniendo minutos, no demasiados, con Gaizka Garitano. Pese a que el director deportivo había reconocido que lo tenía "muy difícil" en el primer equipo, jugó en 23 partidos y marcó cinco goles, fue el quinto máximo goleador de la plantilla rojiblanca. Esta temporada tampoco está siendo titular, sumaba solo dos goles antes de la Supercopa. Contra el Real Madrid, en la semifinal, jugó los 11 minutos finales. Ante el Barça, a Marcelino se le escapaba la final. Se giró y pensó que era su momento. Salió como un Búfalo, nunca mejor dicho, marcó el gol que mantenía con vida al Athletic y daba paso a la prórroga. Desesperó a Messi con el beneplácito de Gil Manzano. Y tocó, satisfecho, la trompeta. La música podía haber tenido una melodía muy distinta de haber vestido de azulgrana...

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil