La victoria en Mendizorroza es innegociable

Xavi y el vestuario son conscientes de que hay que volver de Vitoria sí o sí con los tres puntos

Después de perder dos títulos en una semana, toca enderezar el rumbo, sobre todo fuera de casa, la gran lacra hasta ahora

Así narró la radio el gol de Luuk de Jong al Granada | @carrusel

Dos eliminaciones en apenas una semana. Golpe anímico durísimo para un aficionado culé que esperaba que los brotes verdes evidentes desde el aterrizaje de Xavi se transformaran por fin en dos ‘zarpazos’ a nivel de resultados en la Supercopa y la Copa. El propio técnico egarense venía diciéndolo. Que estaba satisfecho con la puesta en escena, con cómo se estaban plasmando las ideas y con los mecanismos que se veían sobre el verde. Pero que sin transformarlo en tangibles corría el riesgo de diluirse. Porque los futbolistas han demostrado estar implicados e involucrados, pero cuando vas sumando ‘mazazos’ de este calibre todo se vuelve más difícil. 

Es por ello que tras los últimos dos sinsabores esta noche es de aquellas en las que solo vale salir airoso. Mendizorroza es una plaza que se le da muy bien al Barça (no pierde desde hace 20 años, con Xavi de titular por cierto). Y ahora mismo cualquier cosa es buena para aferrarse. “Son tres puntos vitales y necesitamos una victoria urgente para recuperar confianza“. Xavi fue meridiano ayer en rueda de prensa. Obviamente siempre partiendo del estilo, de la esencia que quiere implantar, pero por delante de todo cuando Figueroa Vázquez señale el inicio de la contienda a las 21:00 el objetivo supremo tiene que ser salir con 35 puntos de la capital alavesa

NÚMEROS PAUPÉRRIMOS FUERA

Dentro de toda la irregularidad que está mostrando el equipo a lo largo de este curso, son especialmente preocupantes los números cuando toca desplazarse lejos del Camp Nou. Sin que las cifras en casa sean especialmente boyantes (el Barça es el sexto mejor local de la Liga), las luces se apagan por completo cuando toca viajar. De los 16 encuentros disputados lejos del coliseo azulgrana en global, solo se han ganado cuatro. Traducido a porcentajes, que siempre ‘luce’ más, el Barça solo es capaz de vencer un 12,5% de los encuentros que disputa a domicilio.

Estadísticas totalmente impropias de un ‘gigante’ del fútbol europeo y de un conjunto que quiere ya no luchar por la Liga, sino entrar en posiciones Champions. En el campeonato doméstico solo ha sido capaz de ganar dos de los 10 encuentros jugados lejos de su feudo. Ambos, por cierto, con Xavi al mando de la nave (1-3 en Villarreal y 0-1 en Mallorca). Pero de lo que no puede presumir hasta ahora el entrenador vallesano es de haber podido revertir la marcha errática del arranque de temporada con Koeman.

Ciñéndonos a los resultados exclusivamente. 13 partidos, cinco victorias, cuatro derrotas y cuatro empates. Hasta ahora se han lanzado demasiados ‘puntos de inflexión’ al vuelo y es momento de asestar uno de verdad. De enlazar una buena racha y, por qué no, que se recuerde al final del curso o dentro de un par de meses el encuentro en Mendizorroza como el comienzo de algo bueno. 

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil