Sport.es Menú

El vestuario lo tiene claro: "No nos fiamos ni un pelo"

NOTICIA SPORT

La plantilla blaugrana es prudente respecto a sus aspiraciones en la Champions League

Entiende que queda un largo recorrido hasta la final en el Wanda a pesar de la ventaja

 El astro argentino analizó la importante victoria ante el Liverpool tras el encuentro | La casa del fútbol

Satisfacción en el vestuario del Barcelona por el resultado sacado en la ida de las semifinales de la Champions League, pero nada de euforia. Las fotografías posteriores al partido sacadas en las redes sociales no son de festejos por llegar a la final sino que son de alegría de quien ha dado un paso importante. “No nos fiamos ni un pelo”.

Este era el sentir del vestuario que tiene la mirada puesta en el partido de vuelta. Hay experiencias demasiado recientes que ponen en alerta al Barcelona: Roma, PSG o Juventus. Así pues, pocos de los que el miércoles saltaron al campo viajarán con la expedición en el próximo partido de Liga en Vigo. Descanso absoluto para estar en las mejores condiciones para la vuelta. Les tocará el turno a otros.

ARREGLAR LOS ERRORES

Hay, además, otros detalles que hacen ser precavido al vestuario, algunos  como el mal regusto con el que se acabó el partido de ida: “Esperemos no tener que lamentar el error de Dembélé”. La jugada venía de un saque de esquina y Piqué cruzó todo el campo más rápido que nadie para rematar al Liverpool pero el pase de Messi fue a parar a Dembélé quien remató de pena. Messi se quedó tendido al sueldo, fundido; Piqué corrió a la defensa renegando. Lo peor de este error fue la indolencia con la que disparó el francés, una actitud que no gustó a una parte del vestuario. “Tú puedes estar bloqueado como en algunas fases lo ha estado Coutinho pero no puedes tener esta actitud de Dembélé”. 

Capaz de lo mejor y de lo peor, es obvio que Dembélé genera unanimidad en el vestuario porque denota cierta falta de implicación, una actitud que contrasta, por ejemplo, con la de Arturo Vidal, cuyo esfuerzo fue aplaudido al unísono por el grupo y por su entrenador.

Valverde sabe que el chileno está en fase ascendente mientras que Arthur ha perdido fuelle y no tuvo ningún problema en relegarlo al banquillo e incluso poner a Aleñá por delante en los cambios. El vestuario aplaude también esta manera de actuar del técnico, que se ha ganado al grupo por su gestión de los minutos. El Barça sabe que ha dado un paso importante pero el ambiente de Anfield, el Liverpool que ya demostró que es capaz de dominar al Barça, la presencia de Firmino en la vuelta, los errores vivido en pasadas temporadas... son detalles que están muy vivos.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil