Este verano sí toca venta millonaria

Este verano sí toca venta millonaria

Joan Laporta explicó en la Asamblea que está a favor de la Superliga porque la UEFA no frena a los clubs Estado | EFE

Al club le vendría bien una palanca en forma de traspaso que no afectara al proyecto deportivo

Seguro que se va a volver a hablar de Frenkie de Jong dependiendo de cómo acabe la temporada

En el Barça se insiste públicamente que no se necesita vender a nadie para cuadrar números, pero internamente todos tienen claro que este próximo verano vendría muy bien formalizar algún traspaso que no trastoque el proyecto deportivo y que acabe dejando dinero en caja. Hay líneas que nunca se van a cruzar, pero el club blaugrana sí que podría escuchar ofertas por algunos jugadores determinados que no son indiscutibles y sí tienen muchísimo mercado. Es evidente que la prioridad de la entidad será dar salida a los capitanes para ahorrarse unos sueldos millonarios que atan de pies y manos al límite salarial.

Busquets acaba contrato y habrá que ver lo que sucede con Gerard Piqué y Jordi Alba, que acaban en el 2024. Su rol en el once titular ha variado mucho en esta última temporada aunque parece que los dos futbolistas no tienen intención alguna de romper sus contratos para irse a otros equipos. El Barça tiene presupuestados sus sueldos hasta 2024, pero darles salida sería dar oxígeno para poder reforzarse.

A partir de ahí, el Barça tampoco descarta alguna venta que sea favorable. Porque se tiene claro que podría ser una palanca necesaria en un próximo ejercicio que se intuye complicado. Este verano hubo la opción de vender a Frenkie de Jong, pero la operación con el Manchester United no culminó ante la negativa del holandés a salir y la reculada final del Barça. La realidad es que tanto Joan Laporta como a Xavi Hernández no les gustaría desprenderse del centrocampista holandés, pero si en verano vuelve a abrirse su caso habrá que ver cuál es la decisión.

Y no solo con De Jong. El director de fútbol, Mateu Alemany, explicó que es más fácil fichar que vender y habría que añadir que aún es más complicado traspasar dejando muchos millones en caja teniendo en cuenta las fichas que tienen algunos futbolistas en el Camp Nou.

Lo que queda claro es que a partir de enero se comenzarán a analizar las cosas y se podría detectar al futbolista o futbolistas que se pueden poner en el mercado sabiendo que se ingresará mucho y que su marcha no provocará ningún problema deportivo significativo. Si ahora fuese verano, parece que las cosas estarían bastante claras, pero el Mundial puede cambiar tasaciones y ofrecer oportunidades que ahora serían indetectables. La gran laguna de esta dirección de fútbol ha sido sacar más rédito por las salidas regalando a la mayoría de descartados y vendiendo a precios de saldo a futbolistas como Griezmann o Coutinho para ahorrarse las fichas como sea. Ahora toca cerrar algún traspaso millonario que fortalezca el músculo del club.