Sport.es Menú

Valverde es un técnico de club que sólo pide aligerar la plantilla

El técnico vitoriano no ha planteado exigencias en materia de fichajes desde que aterrizó en el Camp Nou el pasado mes de junio

La única petición que ha hecho es dar salida en el mercado de invierno a los jugadores con los que no cuenta: Vermaelen y Arda Turan

Arda Turan y Vermaelen no están entrando en las convocatorias
Arda Turan y Vermaelen no están entrando en las convocatorias | IGNASI PAREDES

Ernesto Valverde, técnico del FC Barcelona, se ha mantenido al tanto de todo lo que se cuece en el área deportiva, en la que están integrados el mánager deportivo, Pep Segura, y el secretario técnico, Robert Fernández, desde que aterrizó en el Camp Nou el pasado mes de junio. Permaneció informado en todo momento del desarrollo de las negociaciones durante el mercado estival de fichajes y también de las decisiones que se tomaron en esta parcela, aunque siempre mantuvo un perfil bajo. Valverde confirmó así que es un entrenador de club que asume trabajar con el material disponible.

El hecho de no plantear exigencias a la directiva en el capítulo de incorporaciones no significa que Valverde no diese su opinión de forma regular. Su objetivo siempre fue que la marcha del brasileño Neymar no redujese el potencial del equipo blaugrana. Por eso la única petición que el técnico blaugrana hizo en aquel momento fue que llegasen los fichajes necesarios para mejorar el nivel y mantener la competitividad. En cambio, no presionó al club para que le trajera determinados jugadores, ni hizo peticiones concretas.

La única petición expresa que Valverde ha hecho desde su llegada es que considera necesario aligerar la plantilla. En verano no se pudieron cerrar los traspasos/cesiones necesarias, por lo que el entrenador vitoriano ha vuelto a insistir con vistas al mercado de invierno que arrancará el próximo 1 de enero. Valverde considera necesario reducir los efectivos de la plantilla para una mejor gestión del vestuario.

oportunidades a los jóvenes

El problema, entiende Valverde, es que cuenta con demasiados jugadores en los entrenamientos, especialmente en el centro del campo, y eso le impide dar las oportunidades que le gustaría a los jugadores de la cantera. El técnico blaugrana apuesta por un par o tres de salidas en enero y así lo ha comentado a nivel interno. Hasta que no se produzcan, no podrá contar con más regularidad con el filial en los entrenamientos, donde entiende que los jóvenes pueden adquirir el ritmo del primer equipo necesario. De momento, considera que no tiene margen de maniobra.

Valverde es consciente de que en la operación salida se dan situaciones complicadas, ya que el club no ha recibido ofertas suficientemente interesantes y se trata de jugadores caros. Pero confía en que el club disponga del margen necesario de aquí al próximo 31 de enero para encontrar las salidas necesarias. Todas las miradas están puestas en el central belga Thomas Vermaelen y en el centrocampista turco Arda Turan, que habitualmente no están entrando en las convocatorias del técnico vitoriano.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil