Sport.es Menú

Valverde apuesta por un 4-3-3 flexible

Tanto los jugadores firmados como los canteranos se han adaptado al dibujo de la pasada temporada

La presencia de Arthur dinamiza el juego interior en una vuelta a los orígenes

Arthur debuta y marca su primer gol como azulgrana | LALIGA

Es muy pronto todavía para saber cómo se va a desenvolver tácticamente esta temporada el FC Barcelona, pero tras el primer partido ante el Tottenham se pueden extraer ya las primeras conclusiones.

Para empezar, Valverde demostró que sigue apostando por un esquema parecido al de la pasada temporada. Es un técnico con recursos tácticos y por tanto flexible. Sus equipos se adaptan a la situación, pero en el Barça su idea parte del toque y la posesión, ejemplificada básicamente en el 4-3-3 tradicional que tantos éxitos ha dado a los blaugrana desde tiempos de Cruyff.

Eso sí, Valverde le dio un giro de tuerca la pasada temporada utilizándolo en ataque, cuando el equipo dominaba la posesión, y convirtiéndolo en un 4-4-2 cuando la perdía.  Ante el Tottenham, se observó claramente que la idea persiste. El Barça saltó al campo con un 4-3-3, ocupando el puesto de pivote Sergi Roberto, que este año adelantará su posición. Le flanqueaban dos interiores (Arthur y André Gomes) y la fórmula funcionó a la perfección. También en fase defensiva, pues Denis, hasta lesionarse, ayudaba a defender convirtiéndose en el cuarto hombre del centro del campo.

En la segunda mitad, el esquema volvió a ser el mismo pese a los cambios. Sin embargo, la entrada de un buen número de canteranos hizo que el dominio ya no resultara tan abrumador. El Tottenham apretó de lo lindo y la función de cuarto hombre defensivo, ese que convierte el 4-3-3 en 4-4-2 la desempeñó el debutante Malcom, que hasta se incrustó en el área en alguna ocasión.

Cuando los titulares habituales estén listos para jugar será el momento de observar si el equipo adopta el 4-4-2 que permite a Messi jugar con libertad por detrás de Suárez y se vuelve a la línea de cuatro con doble pivote (Busquets y Rakitic).

Lo que está claro es que la presencia de Arthur, por su parecido con Xavi, dinamiza el juego interior del centro del campo y favorece el regreso definitivo al clásico 4-3-3 con dos interiores. Esa es, de momento, la apuesta de Valverde que hoy volveremos a observar ante la Roma.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil