Sport.es Menú

El uno por uno de la temporada del Barça

Messi, Piqué y Ter Stegen, los jugadores más solventes del equipo a lo largo de los últimos nueve meses

La otra cara de la moneda la protagonizan Umtiti, Coutinho y los dos refuerzos del mercado de invierno (Boateng y Murillo), totalmente intrascendentes

 Estas son las notas de los jugadores del FC Barcelona durante la temporada | sport

Concluida oficialmente la temporada, el Barça cierra un curso en el que ha competido por todos los títulos hasta el final, aunque con un balance agridulce: campeón de Liga con solvencia, pero decepcionante en la Champions y agotado física y mentalmente para competir en la final de Copa.

Así han competido los jugadores del Barça a lo largo de una temporada que empezó a mediados de agosto con la Supercopa de España de Tánger y concluyó en Sevilla con la final de la Copa del Rey:

1 - Ter Stegen: Solvente

El portero alemán ha cuajado un buen año, solo empañado por la derrota de Liverpool. Ha jugado en todas las competiciones (aunque el portero de la Copa fue Cillessen, Ter Stegen jugó los dos clásicos coperos ante el Real Madrid) con intervenciones salvadoras. Mantiene el excelente nivel que ha mostrado desde su incorporación al club, hace ya cinco años. Es uno de los indiscutibles de la plantilla y además, se ha ganado el cariño de la afición por su excelente adaptación a la ciudad. 

13 - Cillessen: Desenfocado

Temporada agridulce para el holandés, que ha vuelto a ser el portero de la Copa y en ocasiones muy puntuales, en la Liga (cuando se ganó oficialmente el título) y en la Champions. Cillessen ha sufrido más derrotas que victorias y además, no ha podido completar su palmarés con otra Copa por la derrota ante el Valencia en la final. Ha tenido un comportamiento excelente como segundo portero y ha jugado partidos muy completos (ante el Sevilla en la Copa, por ejemplo, deteniendo un penalti), pero su final de temporada ha sido decepcionante, como si ya tuviera la cabeza en otro sitio: dejará el club en busca de más minutos en otro equipo.

2 - Semedo: Creciente

La temporada del portugués merece un aprobado alto: ha disputado 46 partidos (diez más que el año pasado) y ha marcado su primer gol con la camiseta del Barça. De rendimiento creciente, apenas se le pueden reprochar errores de bulto y en cambio, ha cumplido siempre que le ha tocado ocupar el lateral derecho. Ha sabido explotar sus condiciones físicas (es uno de los jugadores más rápidos de la plantilla) y siendo consciente de sus limitaciones, ha intentado aportar lo mejor de su repertorio. 

20 - Sergi Roberto: Cambiante

Su rendimiento ha cambiado en función de la posición en el campo: habitualmente, como lateral derecho, donde es el teórico titular, ha cumplido, siendo un jugador con proyección ofensiva y serio en defensa. En el centro del campo ha jugado menos, también con un rendimiento aceptable. En la final de Copa le tocó ejercer de delantero, pero el plan de Valverde le penalizó. Ha tenido menos presencia en el área rival que en temporadas anteriores.

23 - Umtiti: Parado

Después de ganar el Mundial con Francia, Umtiti ha vivido una temporada para olvidar, en la que ha jugado muy poco, especialmente por sus problemas en la rodilla. Solo ha jugado 15 partidos (14 en la Liga y uno en la Champions). Entre octubre y febrero estuvo fuera del equipo por lesión (llegó a irse a Catar para intentar recuperarse) y desde entonces, solo ha jugado a cuentagotas. Aunque los médicos del club le aconsejaron operarse para solucionar sus problemas en el cartílago, el francés prefirió seguir el consejo de la federación francesa. Su posición en el club y en el vestuario ha perdido fuerza y podría ser uno de los sacrificados del verano.

3 - Piqué: Sólido

Excelente temporada del central: ha sido el sostén de la defensa a lo largo de toda la temporada, más allá de sus compañeros en la zaga. Concentrado, atento al corte, solvente en el juego aéreo y constante, Piqué ha sido de lo mejor del equipo. Sin su gran rendimiento, el Barça hubiera tenido problemas incluso para revalidar el título de Liga. Fue decisivo en la Supercopa de España marcando un gol, uno de los siete que ha marcado a lo largo del curso. Ha sido el jugador con más minutos de la temporada, 4.680. 

15 - Lenglet: Sorprendente 

El central francés llegó sin demasiado ruido, pero ha sido la sorpresa positiva de la temporada. No lo ha tenido fácil (expulsado ante el Girona y errores puntuales en algunos partidos, como en la final de Copa) pero en líneas generales, ha cumplido de manera muy satisfactoria como sustituto de Umtiti en el centro de la defensa. Además, ha aportado dos goles, uno en la Copa y otro en la Liga. A sus 23 años, es un central de presente y de futuro.

24 - Vermaelen: Intrascendente

El central belga, que abandonará el club este verano, ha vuelto a vivir una temporada absolutamente intrascendente: nuevamente lastrado por sus sempiternos problemas musculares, solo ha jugado doce partidos, pero ninguno de los relevantes. Cumplió sin demasiados problemas cuando tuvo que jugar, pero sufrió la derrota en Leganés (la primera de la temporada) y no dejó huella en el equipo. Consciente de que era su última temporada en el Barça (acaba contrato), deja el club con la sensación de ser un futbolista técnicamente válido, pero demasiado propenso a lesionarse: imposible pensar en él como un jugador de futuro. 

6 - Todibo: Interesante

Llegado a media temporada procedente del Toulouse y teóricamente para apuntalar al filial, el central y medio centro francés se ha revelado como un jugador muy interesante. Debutó en la Copa Catalunya como medio centro y demostró tener cualidades. A sus 19 años, también ha jugado de central, en partidos no demasiado relevantes (ante el Huesca y el Celta) y siempre fuera de casa, pero ha dejado la sensación de ser un futbolista con potencial para jugar en el Barça. 

17 - Murillo: Vacío

El central colombiano llegó en invierno para reforzar la posición cuando el club supo que Umtiti estaría de baja más tiempo de lo previsto. Pero su participación ha sido irrelevante: dos partidos de Copa ante el Levante y dos partidos de Liga (ante Celta y Huesca). El colombiano, cedido por el Valencia, dejará el Barça con la sensación de haberse ido de vacío.

18 - Jordi Alba: Exprimido

Buena temporada del lateral zurdo del Barça, solo ligeramente empañada por el tramo final de curso. En general, el jugador de L'Hospitalet ha completado un año irreprochable: convertido nuevamente en uno de los mejores socios de Messi, sus proyecciones por la banda han dado aire al equipo en muchos partidos. Recién cumplidos los 30 años, Alba se mantiene como el mejor lateral izquierdo del fútbol español. Es el único jugador de la plantilla que no tiene un recambio natural, circunstancia que le ha impedido descansar en partidos puntuales. 

5 - Busquets: Atascado

Irregular temporada del medio centro del Barça: su juego no ha fluido como acostumbra. Aunque ha sido uno de los imprescindibles para Valverde, Busquets ha dado la sensación de necesitar más descanso y de llegar al final de la temporada agotado, tanto física como mentalmente. Ha acumulado más pérdidas de balón que en temporadas anteriores y el equipo ha echado en falta su capacidad para gobernar con autoridad el centro del campo.

8 - Arthur: Incompleto

El brasileño irrumpió en el arranque de curso como una de las grandes sorpresas de la plantilla: aterrizó suavemente en el equipo y no tardó en cuajar como centrocampista de toque, posición y posesión, al estilo de Xavi, salvando las distancias. Fue titular indiscutible durante buena parte de la temporada: su juego sedujo porque remite directamente al más puro estilo Barça, pero sin embargo, la temporada se le hizo muy larga. En el tramo final, sus prestaciones disminuyeron notablemente. Fue el jugador más sustituido de la temporada: en 28 ocasiones empezó de titular pero acabó sustituido por un compañero. 

4 - Rakitic: Fiel

El croata ha vuelto a ser uno de los pilares del esquema de Valverde. Su rendimiento ha respondido a lo que se espera de él. Junto a Coutinho, Busquets y Alba, es el jugador que más partidos ha disputado (54). Empezó el curso con dudas sobre su futuro en el club (el PSG preguntó por él) y reclamado una mejora de contrato, circunstancia que no condicionó su rendimiento. Como le ha ocurrido a todo el equipo, ha vivido un tramo final de temporada bastante decepcionante. 

22 - Arturo Vidal: Peleón

Su rendimiento no engaña: llegó para aportar músculo, pelea y carácter. Y lo ha hecho. Su encaje en el equipo no fue fácil (se quejó por no jugar al principio de temporada y Valverde tuvo que darle un toque de atención) pero poco a poco ha ido encontrando un sitio. Ha sido el jugador número 12 de la plantilla (el que más veces ha salido del banquillo para jugar), aunque desde el punto de vista estrictamente futbolístico su aportación es muy básica: recuperación de balones y llegada al área rival. 

21 - Aleñá: Valioso

El último canterano en asentarse en el primer equipo ha tenido menos presencia de la que ha merecido: es un jugador valioso cuando salta al terreno de juego (normalmente como suplente, más que como titular) por su capacidad para moverse en el centro del campo y llegar al área rival. Tiene gol y carácter, aunque le falta experiencia y jerarquía para ser titular. 

12 - Rafinha: Seco

Absolutamente lastrado por la grave lesión de rodilla que sufrió en noviembre en el campo del Atlético de Madrid. Hasta entonces había aparecido de manera esporádica en el equipo como recambio (no llegó a jugar ningún partido completo). Es un jugador polivalente, pero da la sensación de que su ciclo en el Barça ya se ha terminado. 

7 - Coutinho: Decepcionante

Ha participado en 54 partidos. El dato ilustra la sensación que se ha instalado en la grada del Camp Nou: Valverde le ha dado oportunidades pero el brasileño no las ha aprovechado. Su juego es plano y sus detalles técnicos son ornamentos de poca utilidad. Cometió el error de retar a la grada y salió perdedor del pulso con la afición. Ha sido incapaz de desligarse del lastre que supone ser el fichaje más caro de la historia del club. Tácticamente, su encaje ha sido complicado: Valverde lo ha utilizado como tercer delantero, pero él parece sentirse más cómodo como interior. 

11 - Dembélé: Gaseoso

En su segunda temporada completa como jugador del Barça, Dembélé ha ofrecido lo mejor y lo peor de su catálogo como jugador. Protagonizó uno de los escándalos de la temporada al llegar tarde a un entrenamiento, aunque también tuvo partidos interesantes (su gol ante el Tottenham fue espectacular) y ha firmado un cierto crecimiento con respecto al curso anterior. Acabó el curso con 14 goles, solo superado por Messi y Suárez en la faceta goleadora. Le sigue faltando constancia y continuidad.

10 - Messi: Único

El sostén del equipo en todos los aspectos: sin Messi, este Barça sería un equipo plano e inquietante. El argentino, máximo realizador del equipo y de la Liga, ha vuelto a ser el jugador fundamental del equipo. Aunque ha descansado más que en temporadas anteriores, su importancia en el Barça es cada vez mayor.  Ha acabado la temporada con más goles (51) que partidos (50), un detalle que retrata la relevancia de Messi en un equipo que gira en torno a su figura. En octubre sufrió una lesión (fractura en el radio del brazo derecho) que le tuvo de baja tres semanas, pero no le impidió regresar al equipo con normalidad para volver a liderar al Barça. Le cabe el consuelo de cerrar el curso como máximo goleador de la Liga y de la Champions y como Bota de Oro.

9 - Luis Suárez: Luchador

Luces y sombras en la temporada del uruguayo: mientras el físico le aguantó, fue el delantero idóneo para el Barça. Segundo máximo goleador del Barça y de la Liga, sus números siguen siendo espectaculares (25 goles en el global del curso) y capacidad para mantener el tono competitivo es envidiable, aunque la sensación es que el reto de Europa aún lo tiene pendiente. Solo ha marcado un gol en la Champions (ante el Liverpool, en el Camp Nou) y ha llegado a la parte final de la temporada mermado físicamente, hasta el punto de que decidió pasar por el quirófano aun sabiendo que la operación le impediría jugar la final de Copa. 

14 - Malcom: Dudoso

No ha contado con la confianza del entrenador, aunque cuando ha actuado le ha puesto voluntad: cuatro goles en 24 partidos. El público del Camp Nou aún no sabe si se trata de un jugador válido para el equipo o no. Como revulsivo, ha sido un jugador más que notable (marcó ante el Inter y ante el Madrid), aunque apenas ha oportunidad para jugar como titular. 

19 - Boateng: Absurdo

El Barça debería ofrecer explicaciones sobre su fichaje, una operación absolutamente incomprensible. El delantero llegó en el mercado de invierno procedente del Sassuolo para cubrir la ausencia de Munir como 'nueve' suplente, pero su participación ha sido absolutamente residual: tres partidos de Liga y uno de Copa. Habitualmente desaparecido de las convocatorias, su paso por el Barça sigue siendo un misterio por resolver. El equipo ha vivido la segunda parte de la temporada sin un recambio para su delantero centro. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil