Sport.es Menú

Una solución para Neymar

El Barça y PSG buscan fórmulas para hacer viable una salida irreversible del brasileño

El brasileño quiere irse sí o sí del PSG y quiere que su destino sea el Barça. Asume que deberá bajarse la ficha y espera un acuerdo entre clubs

Neymar regresó a París y se reunió con Leonardo Araújo | sport

En el PSG ya han llegado a la conclusión de que la decisión de Neymar es irreversible. Quiere marcharse de París y su club tiene una auténtico problemón entre manos. Su ficha es astronómica y la presencia del brasileño en la plantilla podría dinamitar el nuevo proyecto del equipo francés.

Joaquim Piera

Los técnicos del PSG ya tienen muy claro que la mejor solución es encontrarle una salida e intentar salir favorecidos en una operación que puede ser histórica. Ese sentir ya ha llegado a la cúpula del club francés y ha llegado la hora de que tomen una decisión.

Neymar quiere marcharse para ir única y exclusivamente al Barça y los dos clubs están condenados a entenderse. Ha llegado el momento de encontrar la fórmula económica y deportiva en la que PSG y Barça puedan encontrarse cómodos para formalizar el acuerdo. Y los clubs se han puesto manos a la obra.

el dinero, la clave

El Barça se ha encontrado la opción Neymar sobre la mesa cuando ya tenía casi toda la planificación hecha y su margen de maniobra financiero, en este ejercicio, es mínimo. El club blaugrana, encima, se ha encontrado con la complicación de pagar la cláusula de rescisión de Griezmann al contado, y la ingeniería financiera deberá ser clave en todo este asunto. Y es que lo único que ha dejado claro el Barça a los intermediarios que están hablando entre clubs es que no hay disponibilidad de abonar dinero durante el presente ejercicio. Si hay pago de alguna cantidad, deberá ser aplazado hasta el próximo julio.

El Barça se ha ido manteniendo a la expectativa, pero sí que ha hecho saber que estaría dispuesto a quedarse con Neymar a cambio de ceder los derechos de varios futbolistas y, uno de ellos, sería Coutinho. Para que el canje puro y duro de futbolistas fuese posible, el PSG debería elegir a uno o dos futbolistas más de los que pusiera en disposición el club blaugrana, pero parece que ésta no es una fórmula que acabe de convencer a los dirigentes del PSG.

Es por ello, que el Barça está en disposición de incluir solo a un futbolista y pagar una diferencia teniendo en cuenta la tasación final de los jugadores que entren en el canje. La única condición que pondría el club blaugrana es que este pago fuese aplazado hasta el julio del 2020 en el que el Barça ya tendría más capacidad de maniobra. La clave está en la tasación final de Neymar. En un primer momento, el PSG pìdió 300 millones de euros por el jugador, pero viendo la determinación del brasileño en irse parece que ha ido rebajando sus pretensiones hacia cifras razonables de mercado. Neymar podría salir por algo menos de 200 millones de euros.

opciones preferibles

El PSG ha dejado muy claro en los últimos días a los intermediarios que trabajan en esta complicada operación que quiere dinero en esta venta. Aceptaría futbolistas que fuesen del gusto de su cuerpo técnico, pero irremediablemente, debe darse un pago. La opción de una cesión mútua de jugadores sin coste económico no convence a nadie, aunque tampoco es descartable si todo se enquista. Los parisinos, como mínimo, se ahorrarían una ficha multimillonaria y ampliarían su límite de ‘fair-play’ financiero.

Pero la opción más viable que se contempla por todas las partes esuna cesión de Coutinho con opción de compra obligatoria y una cesión de Neymar idéntica hacia el Barça. Con la valoración de ambos futbolistas, el Barça debería pagar unos 70 millones de euros a partir del próximo ejercicio y, financieramente, sería una posibilidad interesante para los dos clubs.

Los tanteos han comenzado y todas las partes implicadas coinciden en explicar que la operación es muy, muy complicada por la cantidad de variables a contemplar y por el gran número de implicados. Nadie sabe cómo puede acabar, aunque la voluntad de todas las partes es intentar solucionar este asunto. Y parece que, cada día que pasa, Neymar se acerca más al Barça.

El timming final de todo este asunto es difícil de pronosticar, pero al PSG le urge solventarlo pronto porque comienza a competir a principios de agosto y tendrá margen para reforzar al equipo con algún fichaje importante. En el Barça no hay tanta prisa aunque comprenden la incomodidad del futbolista, que está haciendo todo lo posible para regresar al Camp Nou.

La ecuación podría complicarse mucho más si entrara un tercer club con dinero en la puja por Neymar. El brasileño ha dejado claro que solo quiere ir al Barça, pero el PSG podría forzarle a tomar otra decisión en el caso de recibir una oferta multimillonaria que, por ahora, no está encima de la mesa. Habrán altos y bajos en las negociaciones, pero el regreso de Neymar avanza y lo que era imposible, cada vez es más posible.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil