Umtiti, ni ante una situación límite

HISTORIA SPORT

Umtiti, ni ante una situación límite

Umtiti, ofrecido al Arsenal  | Marta Fernández

Con una plaga de bajas en defensa inaudita, el central francocamerunés disputó cero minutos contra el Getafe y quedó claro que es invisible para Xavi

Ha disputado este curso un solo partido oficial, algo que, obviamente, no es un gran atractivo para que acudan clubes interesados a las oficinas del Camp Nou

Samuel Umtiti es el hombre invisible para Xavi Hernández. Desde su llegada, nadie ha jugado menos que el central francocamerunés. Ha disputado la friolera de 90 minutos, comprimidos en un único partido. El Osasuna-Barça (2-2) del 12 de diciembre en El Sadar. Su primer y último encuentro de un curso 2022/23 que pondrá el punto y final el próximo domingo en el Camp Nou frente al Villarreal. Donde, obviamente, no se espera que 'Big Sam' disponga de un solo minuto.

El pasado domingo en el Coliséum Alfonso Pérez, con una plaga en la retaguardia prácticamente inaudita (ni Dest, ni Piqué, ni Araujo, ni Eric Garcia ni Jordi Alba), Umtiti albergaba alguna esperanza de salir de inicio. Pero no, Xavi apostó por Òscar Mingueza, que, dicho sea de paso, jugó un partido más que decente. Lenglet ha ejercido esta campaña de cuarto central. El ex del Sevilla ha participado poco, pero bastante si lo comparamos con su compatriota.

Tras dos primeras temporadas espectaculares, en las que prácticamente se convirtió en la revelación de la plantilla y maravilló a todo el barcelonismo, el ostracismo de Samuel arrancó en diciembre de 2018. Bueno, de hecho se empezó a forjar antes. El ex del Lyon acabó la temporada 2017/18 tocado de la rodilla. Lo mejor hubiera sido descansar, pero el jugador fue al Mundial y forzó. Y lo ganó, claro. Y ya nunca volvió a ser el mismo.

UNA DECISIÓN QUE LO MARCÓ TODO

Empezó la temporada con el Barça, pero tuvo que parar a finales de septiembre de 2018 tras jugar los seis primeros partidos de Liga. Preocupación, búsqueda de soluciones y en diciembre, como comentábamos, una decisión que marcaría su porvenir en el Barça. Decidió desoír a los médicos del Barça y apostar por un tratamiento conservador en Catar antes que pasar por el quirófano.

Desde entonces, tres años y medio después, no ha vuelto a ser ni la sombra de lo que empezó mostrando en el Barça. No ha sido capaz de recuperar su nivel ni de volver a estar al 100% físicamente. Ningún entrenador lo ha podido recuperar para la causa y él, dicho sea de paso, no ha puesto tampoco mucho de su parte. Se ha negado a salir cedido y se ha aferrado a esa última renovación firmada, curiosamente, ese verano de 2018. Un sueldo astronómico que nadie ha querido asumir y que él no ha querido rebajar para poder encontrar acomodo en otro sitio y poder ser protagonista. Y es que no olvidemos que tiene 28 años. 28.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil