Umtiti lleva más de cinco ofertas rechazadas

Umtiti lleva más de cinco ofertas rechazadas

En el Barça creen que se le dio una última oportunidad y ya no tiene excusas para salir

El club blaugrana hará todo lo posible para presionarle y que se marche

El director de fútbol, Mateu Alemany, tenía en sus manos la inscripción de Ferran Torres. Todo pasaba por la renovación de Dembélé y algunas salidas menores como las de Luuk de Jong y Yusuf Demir para que cuadraran los números. Y partir de ahí, afrontar con más calma las piezas gordas de la ecuación, que sin duda se tratan de Coutinho y Umtiti. La marcha atrás de Dembélé deja al Barça con poco margen y el club sabe, que ahora sí, se deberán apretar las tuercas a Umtiti y Coutinho sabiendo que el brasileño sí va a hacer todo lo posible para salir. Y podría darse. Con el francés, el club parece que está perdiendo la paciencia tras varios meses de tensión en los que Umtiti parece no tener ninguna intención de salir. Un mal tremendo porque su ficha es una de las más altas de la plantilla.

Alemany sabe que depender de Umtiti es jugar con fuego. Y este verano lo pudo comprobar de primera mano cuando el central rechazó hasta cinco ofertas y pidió una reunión con el presidente, Joan Laporta, para implorar una última oportunidad. El club se la dio con la palabra del futbolista de que aceptaría salir en enero si no se ganaba un puesto sobre el terreno de juego. Y en la hora de la verdad, parece que Umtiti se hace el remolón a la espera de que le llegue una propuesta de algún club Champions, algo que el Barça sabe que no pasará ni por asomo.

Alemany indicó que había llegado la hora de tomar decisiones. Y con Umtiti se está valorando de todo para presionarle porque el Barça ya ha dicho basta. Hay algún club francés que le daría acomodo y en Turquía se habla del Fenerbahçe, opción que no es del gusto del central a pesar de que el Barça sí se ahorraría una buena parte de la ficha.

En estos momentos, todos los escenarios son posibles teniendo en cuenta que Umtiti no acepta la carta de libertad, salvo que se llegue a un acuerdo de rescisión económicamente favorable, algo que al Barça no le interesa porque el ahorro sería mínimo. Desde dentro del club había quien abogaba por un despido unilateral para verse las caras en los tribunales, pero esta vía tampoco arreglaría nada y el francés podría acabar ganando. El Barça espera un milagro, algún gesto del futbolista para intentar solventar una situación que ésta semana está ya a punto de explotar. Pese a todo, en el club confían que habrá acuerdo y Umtiti acabará saliendo por las buenas. Con Dembélé también se las prometían felices y parece que el engaño ha sido mayúsculo con el extremo mirando hacia otro lado y su agente haciendo el trabajo sucio.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil