Umtiti aprueba el examen

Ofreció una versión mejorada con respecto a sus partidos anteriores

Participó en el primer gol del Barça pero vio una amarilla y queda apercibido antes del clásico

Umtiti, con la camiseta de ánimo a Dembélé
Umtiti, con la camiseta de ánimo a Dembélé | EFE

Había ciertas dudas sobre su rendimiento, atendiendo a lo mal que lo pasó en el campo del Betis, sobre todo cuando tuvo que correr a campo abierto: Samuel Umtiti afrontaba ante el Getafe una especie de reválida. Se ponía a prueba su estado físico, pero también la reacción del Camp Nou, que no le veía en directo desde hacía casi un mes, en el partido de estreno de Quique Setién.

Con Lenglet sancionado, Umtiti fue titular ante el Getafe. Muchos focos apuntaron al central francés, cuyo estado físico sigue generando dudas después de su irregular partido en el campo del Betis. El estado de su rodilla, que no acaba de recuperarse del todo desde que forzó para jugar el Mundial 2018, sigue despertando algunos recelos en el club.

Sin embargo, el partido de Umtiti fue notable: se atrevió a salir con el balón controlado, dividiendo y superando líneas de presión. Pidió el balón sin complejos y estuvo a la altura de Piqué en el inicio de las jugadas.

En defensa, también cuajó un buen partido. Sufrió una clara falta de Nyon en el gol que el árbitro anuló al Getafe (un golpe en la cara del futbolista camerunés) que pareció dejarle KO durante unos minutos, pero Umtiti se recuperó con normalidad y pudo seguir jugando. 

participando en el primer gol

Poco después, de hecho, Umtiti participó directamente en la jugada del primer gol: dejó un balón cerca de la frontal del área para Messi, que vio el desmarque de Griezmann. El delantero francés, también al primer toque, abrió el marcador con un sutil golpeo ante la salida de Soria. 

Con la defensa del Barça especialmente tocada (Lenglet vio el partido desde la grada y Araujo, del filial, desde el banquillo) y sin demasiado margen de maniobra, Setién volvió a ponerse en manos de Umtiti como acompañante de Piqué en el centro de la defensa.

Umtiti ofreció una versión mejorada con respecto a sus partidos anteriores: más rápido, mejor en las coberturas y con más confianza en la salida de balón.

apercibido antes del clásico

Quizá el único borrón de su partido fue la amarilla que vio en el arranque de la segunda parte: peleó un balón aéreo con Mata y el colegiado interpretó que había hecho falta merecedora de tarjeta. Es su cuarta amarilla de la temporada, por lo que queda apercibido justo cuando faltan dos jornadas para jugar en el Bernabéu ante el Madrid.

Si es amonestado ante el Eibar, se perdería el partido ante el Madrid por sanción. 

Umtiti disputó -sin aparentes problemas físicos- los 90 minutos de partido: recibió tres faltas, cometió otras tres y dio un total de 71 pases, con un 91 por ciento de acierto en la distribución

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil