El oscuro túnel en el que está metido Jean-Clair Todibo

El central galo no ha disputado ni un minuto y Jorge Jesus ha dicho explícitamente que no tiene el nivel

El Benfica intenta devolverlo, pero el Barça no quiere renunciar ni a un céntimo de los dos 'kilos' de la cesión

Todibo, en un entrenamiento con el Benfica
Todibo, en un entrenamiento con el Benfica | sport

No será 2020 un año que Jean-Clair Todibo vaya a olvidar fácilmente. Bien haría haciéndolo, pero lo cierto es que sobre todo la segunda mitad ha sido un calvario. Hasta las últimas horas del mercado veraniego y gracias a la entrada en escena de Jorge Mendes, se cerró la llegada del central galo al Benfica.

La salida del francés era clave (o eso representaba) para el aterrizaje de Eric García, que finalmente no terminó llegando porque no se logró alcanzar un acuerdo económico con el Manchester City. En cualquier caso, la cesión de Jean-Clair al cuadro lisboeta supuso el ingreso de dos millones de euros. Nueva oportunidad para un jugador que apenas había podido demostrar su valía en el Barça y al que la pandemia había truncado lo que parecía una evolución positiva en el Schalke 04. Pero tras el confinamiento y con la reanudación de las competiciones, entre las lesiones y una horrorosa puesta en escena del conjunto de la Cuenca del Rühr lo mandaron todo al traste. En cualquier caso, los alemanes no efectuaron la opción de compra (excesivamente alta) y el futbolista regresó a la disciplina azulgrana.

POSITIVO POR CORONAVIRUS

En agosto llegaba otro mazazo para este 2020 de infausto recuerdo. Todibo daba positivo por coronavirus y ni siquiera llegaba a pisar el césped de la Ciutat Esportiva Joan Gamper. Prácticamente tres semanas en el dique seco y sin la autorización médica para regresar a los entrenamientos. Mientras, Koeman aterrizaba en Barcelona y se hacía amo y señor del centro de operaciones azulgrana. Reuniones sonadas con Luis Suárez y con Leo Messi y tomas de decisiones. Una de ellas, que no contaba con Jean-Clair, que debía buscarse un destino. El club quería que fuera en forma de traspaso para hacer caja, pero al central no le gustaron las ofertas que llegaron de la Premier (Fulham) y todo se embarulló demasiado. Finalmente fue la aparición de Jorge Mendes la que pudo 'desenquistar' la situación. Cesión al Benfica, uno de sus clubes 'amigos', y dos millones de compensación para el Barça. Algo que no sirvió para que terminara llegando Eric García, por cierto.

EL INFIERNO LISBOETA

Lo que parecía una nueva oportunidad para el jugador de origen guyanés para dar un salto en su carrera se está convirtiendo en un infierno. Primero, por unas molestias en el tendón de aquiles que lo están lastrando mucho. Tanto, que prácticamente no ha podido ejercitarse al máximo con sus compañeros cuando han pasado ya casi tres meses de su llegada. Segundo, porque la confianza de su técnico, el experimentado Jorge Jesus, es poco más que nula. "Todibo no tiene condiciones físicas ni tácticas". Una declaración de intenciones y un mensaje entre líneas: El Benfica quería (y quiere) devolver al central galo. Y la lesión de larga duración de Piquñe, junto con las molestias que han ido acumulando Araujo y Lenglet, se veía como una buena oportunidad para que Koeman viera con buenos ojos repescarlo. Pero nada de eso. Las condiciones de la cesión son claras y el Barça no está dispuesto (ni se puede permitir) renunciar a un céntimo de esos dos millones de euros de la cesión.

A todo esto, Jean-Clair no ha disputado un solo minuto con su nuevo club y las perspectivas de cara a la segunda mitad de temporada no son nada halagüeñas. Con 20 años recién cumplidos, parece que se ha metido en un túnel donde no se vislumbra ninguna luz al final.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil