Trincao: una cesión con aroma a despedida

El luso se marcha a préstamo a los Wolves, equipo que pertenece, en parte, al agente del jugador, Jorge Mendes

El ex del Braga disputó solo 1.309 minutos el curso pasado, lo que vienen a ser menos de 15 partidos completos

A Trincao se le resiste el gol con la camiseta del Barça | MEDIAPRO

Sin prisa, pero sin pausa. La operación salida sigue caminando en Can Barça y este domingo por la mañana fue el turno de Francisco Trincao. El Barça anunció que el portugués se marcha cedido a los Wolves, que se harán cargo de la ficha del atacante y tendrán, según 'The Athletic', una opción de compra no obligatoria de unos 29 millones de euros. Al margen de si el conjunto británico hace o no efectiva dicha opción de compra, y teniendo en cuenta las necesidades económicas del Barça, parece más que probable que Trincao no volverá a vestir ya la elástica azulgrana.

Igual que Semedo, Trincao hace el trayecto Barcelona-Wolverhampton de la mano del mismo agente: Jorge Mendes, a quien corresponde una parte de la propiedad del club inglés, que sí adquirió al lateral a través de un traspaso pero que en el caso del extremo prefiere ver sus evoluciones antes de abonar los 29 millones de euros pactados con el Barça. Hay que recordar que el club catalán abonó al Sporting de Braga 31 'kilos' por el joven jugador, por lo que la cantidad ingresada sería prácticamente la misma.

Trincao se va a la Premier tras un discreto primer año en una de las cinco grandes de Europa. El portugués, que no ha ido a la Eurocopa con su selección, ha disputado 42 partidos y un total de 1.309 minutos, los cuales suponen poco más de 14 partidos completos. Sus registros a nivel ofensivo son tres goles y dos asistencias, siendo especialmente importante el tanto que anotó en el Benito Villamarín sobre la bocina. Con 2-2 en el marcador, el luso se sacó un latigazo para darle el triunfo a los de Koeman. Seis días después, el 13 de febrero, el atacante firmó un doblete ante el Alavés, siendo esos sus últimas dianas como azulgrana.

SIN PROTAGONISMO CON EL 3-5-2

El portugués se vio especialmente perjudicado por el cambio de dibujo táctico. Al pasar a jugar 3-5-2, Koeman renunció a los extremos, lo que limitó todavía más el protagonismo de Trincao, ya que alargó la 'cola' de atacantes en el banquillo. De hecho, incluso Braithwaite le superó en galones teniendo en cuenta que el Barça pasó a dejar las bandas libres para los carrileros y los dos delanteros -Messi y acompañante- pasaron a jugar más centrados.

En SPORT ya explicamos a principios de verano que, a diferencia de otros jugadores, Trincao siempre se mostró abierto a un cambio de aires para intentar tener más minutos y protagonismo sobre el terreno de juego.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil