Sport.es Menú

Quién es quién en la crisis del Barça: tres áreas en busca de culpables

El presidente no culpa a Valverde y desde el vestuario se señala a la secretaría técnica

Bartomeu debe tomar decisiones después de bajar el telón a una temporada decepcionante

 Directiva, secretaría técnica y plantilla buscan culpables del mal final de curso del equipo | sport

Desde el vestuario se apunta arriba, a la directiva y especialmente a la secretaría técnica señalando a Pep Segura, un manager deportivo que no es bienvenido en la zona de los jugadores.

Se le acusa de ningunear a la cantera, de llevar a cabo una mala política de fichajes incorporando a jugadores “indignos” para el Barça y de firmar a unos futbolistas que nada tienen que ver con el estilo Barça, promoviendo una filosofía contraria a la del club.

Vestuario y Segura no tienen sintonía desde que en su primera y única aparición pública acusó a Piqué de fallar en un gol. Los intentos para suavizar esta relación no acabaron de funcionar. Saben, además, de la debilidad por la que atraviesa en estos momentos y han pedido al presidente su cabeza.

Salvado Ernesto Valverde de esta quema, ahora las miradas apuntan a Pep Segura como cabeza de turco. Nunca hubo una palabra amiga del vestuario y ahora Segura puede acabar afectado.

LA SECRETARÍA TÉCNICA

Quien no quiere ver este árbol caer es el propio Bartomeu porque la marcha  de Segura supondría el tercer secretario técnico que sale desde 2015, una catarata de despidos de la que el presidente no quería verse involucrado. Andoni ZubizarretaRobert Fernández y Pep Segura son tres secretarios técnicos que pueden haber sido usados como paraguas para proteger a la junta directiva.

No obstante, la falta de corazón con la que se afrontan los fichajes importantes como es el caso de De Jong o De Ligt causa malestar en el presidente, quien ha tenido que coger las riendas en estas incorporaciones. Viajó a Holanda para cerrar al centrocampista y ahora también ha tomado el mando con De Ligt o Griezmann

El Barça vive momentos convulsos tras el KO en Anfield agravados por la derrota en la Copa. Ya entonces, el club retrasó cualquier decisión hasta final de temporada. El sábado se bajó el telón a una temporada decepcionante y empieza el momento de saldar cuentas. “Nosotros no tomamos decisiones”, puntualizaba el propio Piqué. Es el momento de Bartomeu, quien debe dictar sentencia a lo que ha sido el Barça hasta ahora y lo que debe ser hasta 2021.

De momento, estaba prevista ayer por la tarde una primera reunión de urgencia pero Bartomeu sabe mejor que nadie que el tiempo acaba rebajando la bronca para actuar dentro de unos días de forma más serena.

A mitad de semana estaba prevista una nueva reunión de la directiva con la secretaría técnica para marcar las pautas del futuro, para decidir las altas y las bajas, para dictaminar quien sigue en el nuevo proyecto y quien baja. Lo que nadie duda es que, tras el KO copero, el verano será movido.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil