Todas las claves del 'Barçagate': pruebas, modus operandi y cómo se pagó

El FC Barcelona contrató a I3 Ventures, empresa consultora especializada en Big Data, para cuidar de su imagen reputacional y generar estados de opinión positivos

Según el programa 'Què t'hi jugues' de la Cadena SER Catalunya, también habría atacado a través de las redes sociales a personalidades relacionadas directa o indirectamente con el club

La empresa I3 Ventures no quiere hacer declaraciones sobre los ataques a los jugadores | SPORT.es

El Fútbol Club Barcelona se encuentra en el centro de la polémica después de que el programa 'Què t'hi jugues' de la Cadena SER Catalunya destapara el lunes 17 de febrero que I3 Ventures, una empresa consultora especializada en Big Data que la entidad blaugrana tiene contratada, habría atacado a través de diferentes cuentas en las redes sociales a personalidades y entidades relacionadas directa e indirectamente con la misma.

Según la versión emitida desde el Barça a través de un comunicadoI3 Ventures se dedica a crear estados de opinión en las redes sociales con el objetivo de proteger la reputación de Josep Maria Bartomeu, su junta directiva y el club.

Pero, a tenor de las informaciones que ha ido publicando la Cadena SER desde que desveló el asunto, I3 Ventures también habría destinado sus recursos y esfuerzos a crear mensajes destinados a erosionar la imagen de futbolistas actuales (Leo MessiGerard Piqué), exjugadores y extécnicos (Xavi HernándezCarles PuyolJosep Guardiola), personalidades (Joan LaportaVíctor FontAgustí BeneditoJaume Roures) y entidades (el canal autonómico catalán TV 3) que tienen relación directa o indirecta con el mismo.

Poco antes, I3 Ventures también había reaccionado con un comunicando en el que calificaba como "absolutamente falso" que fueran los autores de la creación de cuentas y contenidos en diferentes redes sociales (Facebook, Twitter, Instagram) para generar estados de opinión en torno a asuntos o personas del ámbito blaugrana, en muchos casos de carácter negativo, desde el punto de vista reputacional, para los protagonistas. 

LOS MOTIVOS DE LA CONTRATACIÓN

El FC Barcelona defendió, a través de su comunicado, que hoy día es habitual contratar empresas para monitorizar y cuidar la imagen de las empresas e instituciones en las redes sociales y que con ese fin se firmó el acuerdo con I3 Ventures, pero siempre con la intención de que el trabajado fuera en un sentido positivo y no para generar contenidos o corrientes de opinión negativas respecto a personas o instituciones relacionadas con el club.

Uno de los gráficos que aparece en el dossier del Barçagate | Cadena SER

La Cadena Ser, a través de su programa 'El Larguero', respondió publicando en la madrugada del martes 18 de febrero el documento en pdf que recogía el informe completo elaborado entre el 1 y el 15 de mayo de 2019.

Este periodo coincide con la disputa de las semifinales de la Champions entre el Barça y el Liverpool y en la que el equipo blaugrana fue eliminado tras encajar un doloroso 4-0 en Anfield. 

DATOS PARA LOS ADMINISTRADORES

En el informe se recoge la actividad registrada en las redes sociales relacionada con Bartomeu, el Barça y sus protagonistas, y se analiza el impacto de los contenidos de algunas de las cuentas que generaron contenidos y estados de opinión favorables al club, pero también mensajes contrarios a algunas personas relacionadas con su entorno.

El acceso a los datos de esas cuentas con los que se elaboró el informe solo es posible para los administradores de estas cuentas que, por otra parte, se abrieron todas al mismo momento. I3 Ventures niega haber creado estas cuentas.

EL PAGO DEL CONTRATO

La Cadena Ser ha explicado que estaba trabajando desde hace mucho tiempo en este caso y que la pasada semana se puso en contacto con el FC Barcelona y con I3 Ventures para contrastar los datos, sin que hubiera reacción hasta la publicación de los comunicados de ambas entidades.

El FC Barcelona acordó con I3 Ventures el pago de un millón de euros por sus servicios, que se fraccionaron en cinco partes de 200.000 euros. Cada una de esas partes debía ser asumida por cinco departamentos del club, aunque una de estas secciones se negó a llevar a cabo el pago al no estar conforme.  

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil